Bajío

Municipio de Corregidora, poco preparado para Toyota

La demarcación no podría satisfacer la demanda de personal capacitado que de la armadora.
SIRSE ROSAS
14 enero 2016 13:51 Última actualización 14 enero 2016 13:51
Honda

Cuando Honda se instaló en Celaya, el conglomerado de industrias que atrajo a su alrededor representó más de tres mil millones de dólares de inversión. (Foto: Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.— La llegada de Toyota a Apaseo el Grande, Guanajuato, abrirá oportunidades de inversión y desarrollo para el municipio vecino de Corregidora.

Sin embargo, uno de los principales retos que se vislumbran para poder aprovecharlas es la carencia de personal capacitado para satisfacer la demanda de trabajadores de la armadora, señaló el vicepresidente de la Asociación de Colonos del Complejo Industrial Balvanera, Víctor Manuel Rey Mones.

“Necesitamos vías de comunicación como el proyecto del Paso Inferior para garantizar el traslado de personas de otros lugares, porque ni Corregidora ni Apaseo cuentan con la cantidad de personal que demanda una empresa de esa magnitud.”


Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Querétaro, Jesús Calderón Calderón, afirmó que esta inversión representa una opción para que Corregidora vuelva a detonar su crecimiento industrial.

“Incluso, con el nuevo libramiento (Apaseo-Palmillas), Huimilpan podría frenar la migración de su población hacia Estados Unidos, porque se detonará la industria en sus alrededores y habrá empleo”, dijo.
Recalcó que la llegada de Toyota tendrá que representar beneficios importantes para Querétaro, “ya que cuando Honda se instaló en Celaya, el conglomerado de industrias que atrajo a su alrededor representó más de tres mil millones de dólares de inversión”.

“En proveeduría, lo primero con lo que empiezan es con lo más voluminoso, quién les fabrica la estructura de los automóviles, quiénes las puertas y todas esas piezas; lo más pequeño y especializado comienza importándolo y después arrancan con la integración.”

Tomando como base otros proyectos de inversión que se han dado en la región, en cinco años Toyota deberá tener una integración de más del 50 por ciento del valor de un automóvil, dejando una derrama económica importante en materia de proveeduría.

Destacó que hasta septiembre de 2015 se tenía conocimiento de 14 proyectos de inversión que querían aterrizar en Querétaro; sin embargo, se desconoce el avance de las negociaciones.

Finalmente, Calderón aseguró que el 2015 fue un año favorable para la industria automotriz local, la cual registra un crecimiento acumulado por arriba del 8 por ciento. “El 2016 para el sector se ve bien, porque el mercado sigue fuerte en Estados Unidos; esperamos un mejor año que 2015”, dijo.