Bajío

Mineros queretanos controlarán la venta de mercurio

Productores de mercurio de Querétaro buscarán tener un mayor control sobre la venta del metal, y reducir la participación de los intermediarios, con la creación de una comercializadora. Para ello invertirán siete millones de pesos, recursos con los que también instalarán tres hornos ecológicos.
Francisco Flores Hernández
26 noviembre 2014 10:33 Última actualización 26 noviembre 2014 10:34
Mina

Los intermediarios cobran el kilo de mercurio en 600 pesos, aunque pueden llegar a venderlo en el doble. (Foto: Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.— Con la finalidad de reducir la participación de los intermediarios que acaparan el mercado del mercurio y tener un mayor beneficio de la extracción, la Asociación de Mineros del Estado de Querétaro, prepara la conformación de una comercializadora.

El presidente del organismo, Marín Torres Herrera, señaló que actualmente los mineros queretanos le venden directamente al intermediario, el cual llega hasta la propia mina y ahí paga el metal.

Sin embargo, la caída en el precio del mercurio de los últimos meses “nos está obligando a organizarnos para lograr que nos paguen mejor”, ya que mientras el intermediario lo adquiere en un precio máximo de 600 pesos por kilogramo, puede llegar a venderlo hasta en el doble.



Torres Herrera destacó que se contrató a un grupo de consultores para que elaboren en estudio de mercado, que les permita conocer el precio real que se está pagando por este mineral. “Buscamos tener una referencia de la demanda que existe del mercurio, para tener una idea más clara que nos indique quien puede comprar el producto, tratando con ello de mejorar el precio que nos pagan.”

El proyecto, destacó, también incluye la creación de una comercializadora que concentre todo el mercurio que se extrae en la región de la Sierra Gorda y construir tres hornos ecológicos, con los cuales se procese el mineral.

El proyecto requeriría de una inversión de siete millones de pesos, de los cuales el 65 por ciento serán aportados por el gobierno federal y el resto por los concesionarios de la minas. “Nuestro objetivo es que haya un solo lugar donde se concentre todo el mercurio que se extrae en la Sierra Gorda, porque eso nos permitirá calcinar (procesar) en los hornos ecológicos, a través de los cuales recuperaremos un 25 por ciento más de lo que se obtiene actualmente”.

“En los hornos que utilizamos, que son muy artesanales, desperdiciamos mucho mercurio. Además, con la concentradora podremos garantizarle a un comprador global, de los muchos que hay en Sudamérica, que le vamos a proveer la cantidad de mineral que requiere”, explicó.

Hoy en día, los 50 concesionarios de minas que integran la asociación venden por su cuenta “lo que nos afecta económicamente, por lo que ahora buscamos tener un solo punto de venta”.

Refirió que el proyecto es de la asociación, pero se busca integrar a tres pequeñas cooperativas de los municipios de San Joaquín, Peñamiller y Pinal de Amoles.

En la región son más de 100 las concesiones regularizadas, que generan alrededor de mil empleos. Sin embargo, a raíz de la caída en el precio, se estima que sólo 10 siguen extrayendo mineral.

“Como no se sabe que va pasar con el mercado, muy pocos se animan a invertir; y los que estamos produciendo, estamos con la expectativa de que en el corto plazo se enderece el mercado y mejore el precio”, dijo.