Bajío

Mexicanos innovan en el mundo de la biotecnología

Scott Munguía, director de Biofase, y Damar López, directora científica de Stela Genomics, contaron sus historias de éxito en el WOBI on Innovation 2015 que se llevó a cabo en el Poliforum de León, Guanajuato.
ALEJANDRA OROPEZA
15 mayo 2015 7:58 Última actualización 15 mayo 2015 7:59
Stela Genomics

Stela Genomics, una empresa mexicana que desarrolla sistemas agrícolas innovadores y sustentables. [Alejandra Oropeza]

LEÓN, Gto.— Dos emprendedores mexicanos están dejando huella en el mundo de la biotecnología. Se trata de Scott Munguía, director de Biofase, y Damar López, directora científica de Stela Genomics.

“Todos conocemos el daño que hacen los plásticos en el ecosistema; ¿debemos hacer esto cuando hay gente muriendo de hambre?”, cuestionó Scott Munguía durante su presentación en el WOBI on Innovation 2015.

El joven mexicano desarrolló un nuevo proceso de producción de plástico a partir de la semilla de aguacate. “Logré aislar un polímero a partir de las semillas de aguacate y transformarlo en un plástico biodegradable.”



El bioplástico se degrada mucho más rápido que los plásticos generados a partir de hidrocarburos.

Dijo que en México alrededor de 300 mil toneladas de aguacate se pueden transformar en plástico.

Además, reveló que su tecnología ya está patentada en México y Estados Unidos, y que en noviembre de este año pondrá en marcha las operaciones de su planta. Tras ello, ingresarán al mercado de Estados Unidos y Europa.

Munguía contó que Biofase inició en el 2012 y que en tres años han crecido de manera impresionante.

La estrategia de crecimiento que utilizó fue que primero patentaron la tecnología y subcontrataron todos los procesos, para finalmente capitalizarse.

Por su parte, Damac López, directora científica de Stela Genomics, indicó que esta empresa mexicana está enfocada en el desarrollo de sistemas agrícolas innovadores y sustentables para generar cultivos más eficientes.

Los cultivos son genéticamente mejorados para absorber y metabolizar el fósforo de manera óptima. “Desarrollamos una agricultura sustentable de alta productividad, menos dependiente de agroquímicos y amigable con el medio ambiente", refirió.

La empresa tiene operaciones en México y Estados Unidos, y actualmente están arrancando en Argentina y Brasil.


“La tecnología que manejamos nos da características que no tiene ninguna otra empresa de cultivos biotecnológicos”, concluyó.