Bajío

Maquinaria industrial, sin fabricantes nacionales

En Expomaq brillan por su ausencia máquinas hechas en México; las 195 empresas expositoras son de países como Alemania y Estados Unidos.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
15 abril 2016 11:35 Última actualización 15 abril 2016 11:43
MAQUINARIA INDUSTRIAL

En México la mayor parte de las máquinas son de importación. [Archivo]

LEÓN, Gto.— En la tercera edición de la Expo Maquinaria que se lleva a cabo en el Poliforum León, la cual congrega a 195 empresas que exhiben más de 200 máquinas de 800 marcas, no se puede ver una sola hecha en México.

Salvador Icazbalceta Valle, presidente del comité organizador de la expo, reconoce que la fabricación de maquinaria y herramienta industrial está aún lejos de ser desarrollada por empresas enteramente nacionales.

Explica que las máquinas ingresan a México bajo diversas circunstancias como puede ser una importación temporal, como parte de un inventario de los expositores o bajo un régimen con la intención de venderse.


Un 95 por ciento de las máquinas hacen, en tiempo real, piezas de demostración, y el 80 por ciento de las mismas son representadas por empresas nacionales que distribuyen diferentes marcas, pero ninguna de las máquinas se fabrica en México.

Hasta ahora el papel del país se habría limitado al de distribuidor. Icazbalceta afirma que hacen falta incentivos que orienten el desarrollo e innovación hacia este tipo de cuestiones, pues la maquinaria que se requiere en el país se importa de naciones como Alemania y Estados Unidos.

La situación está también relacionada con la participación de proveedores locales en la cadena de suministro de la industria automotriz.

“Aquí en México no hay fabricantes de este tipo de maquinaria ni de equipo. Normalmente son de importación. Todo empieza con las ensambladoras. Muchas de estas decisiones se toman con antelación en los corporativos, y se traen a México por el capital humano y todos los apoyos que se tienen”, explica Icazbalceta.

Asegura que, por otra parte, el país tiene como vecino a Estados Unidos. Las principales plantas, por ejemplo los productores de Europa, ponen a Estados Unidos como un punto central y México pasa a ser un punto logístico.”

“No lo veo a corto plazo. Estamos al día en el avance de estas tecnologías, pero es importación. Aquí no se fabrica ni se diseña.”

Icazbalceta considera que el problema muchas veces es la confianza en uno mismo: “tienes un equipo alemán, un equipo igual pero mexicano, con los mismos costos, y compramos el equipo alemán.”

Y agrega: “tampoco es inventar el hilo negro. Son equipos que ya se tienen. Yo creo que falta visión en los empresarios y emprendedores mexicanos por empezar a producir este tipo de máquinas”.

Entre los factores que separan al país de la fabricación de su propia maquinaria, insiste, se combina la falta de apoyo y falta de confianza en uno mismo. Asegura que ”el capital humano está.”