Bajío

Lento avance en acopio de televisores análogos 

En Querétaro la delegación de Semarnat ha recibido 1,302 televisores análogos, pero la SCT entregó 146 mil 280 televisiones digitales.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
01 marzo 2016 10:3 Última actualización 01 marzo 2016 10:9
Reciclar televisores análogos, un negocio de 300 mdd

En Querétaro la Semarnat sólo ha recibido mil 302 televisores análogos en sus centros de acopio.

En tres meses de campaña la delegación en Querétaro de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) ha recibido mil 302 televisores análogos, no obstante que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) entregó un total de 146 mil 280 televisiones digitales en la entidad.

Como parte del apagón analógico y la transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), en Querétaro las transmisiones analógicas en televisión abierta cesaron el pasado 11 de diciembre.

A partir de esta fecha cinco estaciones se interrumpieron enla capital, en tanto que el cese de transmisiones analógicas y la transición a la TDT se implementó en todo el país el 31 de diciembre de 2015.


Uno de los compromisos del gobierno federal fue hacer una campaña para acopiar las televisiones análogas y con ello evitar afectaciones al medio ambiente.

En Querétaro la Semarnat dispuso 20 centros de acopio ubicados en las siete delegaciones de la capital del estado, además de en los municipios de Pedro Escobedo, Tequisquiapan, Huimilpan, El Marqués, San Juan del Río, Corregidora, Amealco y Jalpan.

El delegado de la Secretaría en la entidad, Óscar Moreno Alanís, comentó que no se cuenta con una estadística de cuántos televisores se van a acopiar, aunque a nivel nacional se habla de 40 millones de televisores.

“No sabemos en el estado de Querétaro cuánta va a ser la captación. Lo que puedo decir es que ha habido una respuesta favorable. El acopio de esos televisores no es obligatorio.

“Se les está invitando a todas aquellas personas que tengan ese tipo de televisores y que no decidan comprar el decodificador o que no se decidan por un sistema de cable y que simple y sencillamente ya no quieran tener el aparato en su casa a que lo lleven a un centro de acopio”, expuso el funcionario.

De acuerdo con Moreno se trata de un programa a corto, mediano y largo plazo.

“No se puede hablar de que si vamos bien o mal en un porcentaje de acopio de televisores. Lo que sí te puedo decir es que ha habido muy buena respuesta porque todos los días llegan televisores”, insistió.

No obstante, reconoció que el manejo inadecuado de los componentes que integran estos televisores representa un riesgo tanto para el medio ambiente como para la salud de la población.

“Lo que se pretende es que la empresa que ganó la licitación recoja todos estos televisores acopiados y dé el tratamiento adecuado a los residuos peligrosos. La exposición los componentes se considera un residuo peligroso si no se maneja de la forma correcta”, acotó.