Bajío

Italianos extrañan incentivos a inversión extranjera directa

El gobierno federal daba mayores apoyos y los estados eran más "agresivos" en ofrecer facilidades a las empresas, dice Alberico Peyron, presidente de la Cámara de Comercio Italiana.
SIRSE ROSAS
20 octubre 2015 13:0 Última actualización 20 octubre 2015 13:19
parque industiral

Las empresas se instalan en el Bajío por la gran competitividad que brinda a sus operaciones, dice el presidente de la Cámara de Comercio italiana.

QUERÉTARO, Qro.— Los incentivos a la instalación de empresas extranjeras han sido “prácticamente congelados” en el país, dijo Alberico Peyron, presidente de la Cámara de Comercio Italiana.

México era mejor a lo que es hoy, añadió, pues el gobierno federal ofrecía mayores apoyos a través de ProMéxico.

“También los estados hace unos años eran más agresivos en ofrecer facilidades a las empresas.


“A nivel fiscal existía también la facilidad de deducir todos los gastos el primer año; a pesar de ello, se siguen viendo a las empresas llegar por la competitividad que brinda el país”, expuso.

Informó que Querétaro es la tercera entidad del país con mayor presencia de inversión extranjera proveniente de Italia, después del Distrito Federal y Guanajuato.

En México hay en total mil 400 empresas italianas, de las cuales se estima que entre 300 y 400 son de “buen tamaño”, y de éstas, en Querétaro están ubicadas 42, dijo.

Aseguró que existe una tendencia a la alza en las inversiones de origen italiano. De 2013 a la fecha, el número de compañías italianas en la entidad pasó de 27 a 42.

“Aquí hay varios sectores: el automotriz, el aeroespacial, el plástico, la mecánica; Querétaro es un estado muy completo que gusta mucho a los empresarios italianos por su posición geográfica y por el tema de la seguridad”.

En respuesta a este crecimiento, hace aproximadamente un mes se llevó a cabo una reunión para crear un Comité Bajío de la cámara, el cual “en realidad va a ser un comité Querétaro, ante la calidad y cantidad de compañías que llegaron”.

Aseguró que cuando las empresas italianas califican su desempeño en México, le dan una nota de 8.6, en una escala del 1 al 10.