Bajío

Investigan muerte de bebé en tienda Liverpool de San Juan del Río

Existe la presunción de que la empresa impidió el paso de los cuerpos de emergencia, para atender a una mujer con ocho meses de embarazo.
Francisco Flores Hernández
19 febrero 2015 21:45 Última actualización 19 febrero 2015 21:49
 [En el centro comercial se observa a decenas de clientes que hacen fila en las cajas de tiendas como Liverpool, Sanborns y Dorothy Gaynor. / Miguel Ángel Pallares]  

En  noviembre, en la sucursal Perisur de Liverpool,  fueron ocutadas evidencias de la muerte de una trabajadora. (Cuartoscuro)

QUERÉTARO, Qro. La Procuraduría General de Justicia del estado de Querétaro (PGJEQ) investiga al personal de la tienda departamental Liverpool que opera en San Juan del Río, debido a que el martes pasado murió en el interior un bebé de ocho meses de gestación.

El secretario de Gobierno estatal, Jorge López Portilla Tostado, aseguró que se está haciendo la investigación correspondiente por parte de la PGJEQ, “en virtud de que hay la presunción de que la propia empresa cerró el local e impidió el paso de algunos servicios de emergencia”.

En caso de comprobarse que los responsables de la muerte del menor son empleados de la tienda, la autoridad estatal en la materia deberá sancionar penalmente y administrativamente a la empresa o al personal de la misma que tuvo responsabilidad directa en el hecho.


Recordó que el martes por la noche, Protección Civil municipal recibió el reporte de que la madre del menor fallecido presentaba sangrado, pero personal de la tienda impidió el paso de las unidades médicas al interior, lo que habría provocado la muerte del menor.

Por su parte, personal de la empresa aseguró que la mujer de 26 años fue atendida por una compañía privada cuando se encontraba en el baño de la tienda departamental y cuando los paramédicos llegaron a la tienda el bebé ya había fallecido y la atención médica se centró en la mujer, a quien trasladaron a un hospital.

Cabe recordar que durante la realización del Buen Fin, en noviembre pasado, personal de Liverpool, en su sucursal de Plaza Perisur en la ciudad de México, ocultó evidencias de la muerte de una trabajadora de limpieza y pretendió disfrazar el hecho como muerte natural.

Por lo tanto, este sería el segundo caso en el que Liverpool se ve relacionado con personas que mueren en su interior y en donde el personal de la tienda es señalado como responsable de los hechos.