Bajío

Industria restaurantera, pilar del sector turístico de Querétaro

El sector restaurantero del estado está representando por cerca de 10 mil establecimientos, que brindan servicio a más de un millón 935 mil turistas al año, por lo que es uno de los pilares que sostienen a la industria turística estatal.
SIRSE ROSAS
03 marzo 2016 10:4 Última actualización 03 marzo 2016 10:5
restaurante

El sector restaurantero de Querétaro genera más de 35 mil empleos directos y cerca de 142 mil indirectos. (Foto: Especial)

QUERÉTARO, Qro.— El sector restaurantero del estado está representando por cerca de 10 mil establecimientos —70 por ciento de los cuales son pequeñas y medianas empresas (Pymes)—, que brindan servicio a más de un millón 935 mil turistas al año, por lo que es uno de los pilares que sostienen a la industria turística estatal.

Esto lo afirmó el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, en el marco de la toma de protesta del nuevo Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados en Querétaro (Canirac) en la entidad, que será dirigida por segundo año consecutivo por Sergio Salmón Franz.

El mandatario estatal agregó que el sector gastronómico es estratégico además para el desarrollo económico de Querétaro, ya que genera más de 35 mil empleos directos y cerca de 142 mil indirectos.



Por su parte, Salmón Franz destacó que la industria de los restaurantes es una actividad económica que toca más del 80 por ciento de las ramas económicas del país, y en Querétaro generan cuatro de cada 10 empleos.

“Los datos estadísticos reflejan una actividad echada para delante, muy dinámica y creciente; no obstante, hay mucho trabajo qué hacer. La realidad es que en los últimos años refleja un estancamiento contra el crecimiento que se registró en 2007”, reconoció.

En este sentido, detalló que en 2008 la crisis económica frenó al sector; en el 2009 fue la influenza y la inseguridad en algunos estados en 2010; y pese a que actualmente se ha recuperado el número de establecimientos, no así la afluencia del consumidor, afectado en gran parte por la reforma fiscal.

“La reforma fiscal contrajo el flujo de efectivo, afectando principalmente a la clase media, lo que ha hecho que el consumo en nuestros establecimientos se limite e inclusive se suspenda.

“No hay que desalentar una actividad generadora de riqueza y de empleo, hay que buscar que las autoridades se sensibilicen en una mayor deducibilidad en el consumo de restaurantes, junto con una mejora regulatoria, lo que activaría la economía y podría ayudar a generar hasta 100 mil empleos en tres años”, declaró.

Alza en precios

Por otro lado, Salmón Franz afirmó que los precios de las materias primas del sector gastronómico se han incrementado hasta un 22 por ciento, lo que llevará a los restaurantes en la entidad a incrementar sus precios entre 5 y 8 por ciento en el corto plazo.

"Ya no podemos aguantar más. Hay mucha materia prima que está dolarizada como los vinos y licores o los cárnicos.”

Sin embargo, aseguró que estos incrementos no sólo han sido en productos alimenticios, sino que también se ha reflejado en los precios de maquinaria y equipamiento.