Bajío

Industria automotriz "se apodera" de la mano de obra en el Bajío

Empresarios de los Pueblos del Rincón aseguran que la pérdida de trabajadores y la alta rotación afecta la productividad y crecimiento de sus negocios. 
Rocío Hernández
15 mayo 2017 7:51 Última actualización 15 mayo 2017 7:55
sector calzado

Empresas del sector calzado se enfrentan a la falta de trabajadores y elevada rotación. [Archivo]

SAN FRANCISCO DEL RINCÓN, Gto.— Las grandes compañías extranjeras de la industria automotriz están “robando” mano de obra a las empresas locales, que de esta forma ven afectada su productividad y crecimiento, denunció el presidente de la Asociación de Empresarios de los Pueblos del Rincón, Ítalo Hernández Flores.

“Muchos trabajadores se van a las empresas transnacionales aunque les paguen sólo 50 pesos más” lamentó. Hernández Flores refirió que en municipios del Rincón no había necesidad de empresas nuevas extranjeras y ahora con su llegada, están logrando desestabilizar los negocios locales porque no hay gente y existe mucha rotación.

“No puedes crecer como empresa porque aunque se tiene mucho trabajo, los mayoristas y las cadenas más importantes del país te hacen pedidos de calzado grandes y no puedes cumplir con ellos.”

Las empresas locales, dijo, no reciben los apoyos que se dan a las grandes transnacionales. A la asociación, añadió, llegan empresarios a buscar orientación para apoyos económicos con financiamientos como el de Fondos Guanajuato para apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (Mipymes); sin embargo, no siempre cumplen con los requisitos necesarios.

Iniciar un negocio y generar empleos es difícil para los emprendedores locales, ya que los bancos piden antigüedad, solvencia económica y movimientos, que no siempre se pueden demostrar.

Mientras tanto, a los extranjeros les ponen el terreno, la infraestructura, porque vienen a generar empleos, y aunque en San Francisco del Rincón hay empresas que tienen hasta 500 empleados, no obtienen apoyos o son muy pocos.

El municipio de San Francisco del Rincón, capital mundial del sombrero y productor número uno de calzado deportivo, se encuentra estable económicamente, pero el robo de empleos les está afectando, reiteró Hernández Flores.