Bajío

Helado de yogur,   mercado en proceso de consolidación

En 2007 se dio un boom de heladerías cuyo producto estrella era el helado de yogur con toppings. Ocho años después sólo sobreviven cinco marcas de renombre en México, con un volumen de mercado de alrededor de 22 millones de dólares.
ADRIANA RODRÍGUEZ CANALES
04 diciembre 2015 9:52 Última actualización 04 diciembre 2015 9:59
Moyo

Moyo tienen seis unidades en entidades del Bajío. (Foto: Facebook/Moyo)

En 2007 se dio un boom de heladerías cuyo producto estrella era el helado de yogur con toppings. Ocho años después sólo sobreviven cinco marcas de renombre en México, con un volumen de mercado de alrededor de 22 millones de dólares, esto según la consultora Euromonitor.

De acuerdo con Delphine Madrazo, socia fundadora de Moyo, no se prevé que llegue más competencia del extranjero o que surjan más conceptos mexicanos, ya que el mercado está enfocado en el desarrollo de las marcas existentes.

“El helado de yogur se puso de moda, todo el mundo quiso abrir heladerías y empezaron a crecer de forma desorganizada y sin conocer la esencia del negocio. Éste es un concepto que requiere de mucha supervisión para asegurar la calidad de los toppings, que es lo que la gente aprecia; más allá del precio el consumidor busca frescura. Si no sabes manejar un negocio de este tipo, es muy fácil que la calidad se te vaya para abajo”, explicó.


Para la empresaria, tanto el producto como el impulso que le dan a sus franquiciatarios han sido la clave para que Moyo siga creciendo. La primera tienda de la marca abrió en 2008 en el centro comercial Santa Fe de la Ciudad de México, y hoy ya tienen presencia en 20 estados con 70 puntos de venta.

Además, cuentan con 10 unidades en Costa Rica; y antes de que finalice este 2015 habrán abierto siete puntos de venta más.


“Cuando se dio boom de marcas que ofrecían helados de yogur —en Estados Unidos hubo un momento en que existieron más de 40 marcas—, todas promovían un helado saludable. Eso me motivó a investigar y me di cuenta que no era realmente yogur, sino un producto de leche y una base de polvo. En México encontré a Boyanca, una productora de Bulgaria, que maneja un producto con 36 millones de lactobacilos por gramo, cuando la norma internacional dice que para poder denominado yogur debe tener 10 millones, por lo que nosotros si tenemos un yogur realmente saludable.

“A la fecha seguimos manejando este producto, pero constantemente estamos innovando en sabores y toppings. Por ejemplo en esta temporada estamos ofreciendo el sabor ponche de frutas y para enero el sabor higo.”

Respecto a la relación que mantienen ella y su socio, Fredric Moussali, con los franquiciatarios, resaltó que cuando deciden hacer mancuerna con un inversionista, le dan exclusividad sobre la plaza; y a menos de que éste manifieste no estar interesado en seguir desarrollándola, permiten a otra persona incursionar en la localidad.

Actualmente la franquicia tienen seis unidades en el Bajío (dos en León, dos en San Luis Potosí y dos en Querétaro), y sobre sus planes de seguir creciendo en la región, Madrazo comentó que están evaluando con los franquiciatarios la posibilidad de abrir más unidades, ya que estas plazas tiene aún mucho potencial.

“Nosotros empezamos Moyo con una inversión de 1.5 millones de pesos, y las demás inversiones que hemos realizado han sido con recursos obtenidos a través del mismo flujo de la empresa. Un esquema similar queremos impulsar con nuestros franquiciatarios.”

Para abrir una franquicia de Moyo se requiere cubrir una cuota inicial de 20 mil dólares, y entre 900 mil y un millón 200 mil pesos para la adecuación del local El tiempo de recuperación es de entre 24 y 36 meses.