Bajío

Especulación de la tierra frena desarrollo vitivinícola en Querétaro

La tierra se está vendiendo en un poco más de un millón de pesos por hectárea, lo que significa un incremento de 10 por ciento respecto al año pasado, aseguran empresarios.
Alan Contreras
27 septiembre 2016 7:45 Última actualización 27 septiembre 2016 7:51
De Cote viñedos Querétaro

En Querétaro el número de hectáreas dedicadas a proyectos vitivinícolas ha crecido de 212 a 320 hectáreas durante los últimos cinco años. [Archivo EF Bajío]

Los altos costos y la especulación de la tierra frenan el desarrollo del sector vitivinícola en el estado de Querétaro, informó el presidente de la Asociación de Vitivinicultores de la entidad y director general de la Finca Sala Vivé by Freixenet México, Lluis Raventós Llopart.

“Plantar una hectárea de viñedos no es fácil, lo principal, por el uso de suelo. Esta especulación hace que frene un poco el crecimiento”, indicó.
Mencionó que se deben tomar acciones para proteger las zonas productoras de uva, como lo es el municipio de Ezequiel Montes, el cual también se ha visto afectado por el boom industrial de la región.

Por su parte, Ignacio Calderón Muñoz de Cote, copropietario de Bodegas De Cote, refirió que la tierra se está vendiendo en un poco más de un millón de pesos por hectárea, lo que significa un incremento de 10 por ciento respecto al año pasado.


Dijo que la tierra en Querétaro es cara debido a la cercanía con la Ciudad de México y por la competencia de espacios con la industria manufacturera.

Calderón Muñoz lamentó que este factor, además de los altos niveles de inversión que deben hacerse para producir vid, ocasionen que los proyectos vitivinícolas pierdan rentabilidad.

“Esto es uno de los grandes problemas y grandes riesgos de este negocio. Las inversiones y proyectos se deben ver a largo plazo porque la inversión es grande. Vivir de la agricultura tradicional cada vez se dificulta más”, expuso.

Sin embargo, de acuerdo con la Sagarpa, el número de hectáreas que se usan para proyectos vitivinícolas ha crecido en los últimos cinco años en 60 por ciento, al pasar de 212 a 320 hectáreas en los municipios de San Juan del Río, Ezequiel Montes, Tequisquiapan y Colón.

Querétaro se ubica en el cuarto lugar a nivel nacional en producción de vinos, por debajo de Baja California, Aguascalientes y Zacatecas.

Este año se han destinado de entre 20 a 30 hectáreas a la producción de uva en los municipios de Ezequiel Montes, Colón, El Marqués, Querétaro y Cadereyta, y existen tres nuevos proyectos para la producción en San Juan del Río, El Marqués y Colón.

Se estima que en este 2016 se producirán dos millones de kilogramos de uva para la fabricación de vinos.