Bajío

Enfrentar retos, el espíritu del emprendedor

Agustín Vega Sánchez, el joven queretano que ganó el reto oficial del Campus Party, dice que entender el valor del trabajo y descubrir sus propias habilidades le han permitido conseguir poco a poco sus metas.
Perla Oropeza
01 agosto 2016 9:34 Última actualización 01 agosto 2016 9:43
agustin vega

Agustín Vega.

Agustín Vega Sánchez tiene el chip emprendedor. Y sabe que el éxito sólo se consigue enfrentando retos.

Con sólo 21 años ha vendido lo mismo conejos que legumbres, y se convirtió en ganador del reto oficial del Campus Party realizado en Guadalajara.

Cursa el quinto semestre de Negocios Internacionales en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterey campus Querétaro y tiene la seguridad de que en los jóvenes está la posibilidad de impulsar el crecimiento del país y generar los cambios que se necesitan.

En Campus Party su propuesta ganadora fue una aplicación para la página web de Ford Motorcaft, que permitirá mejorar la interacción con los clientes de la empresa.


Pero no fue el único proyecto con el que participó en este concurso. Junto con un compañero desarrolló la app Empleatech!, enfocada a la inclusión laboral para un mercado de jóvenes de entre 16 y 30 años, al igual que a empresarios y proveedores. De forma individual propuso otras dos aplicaciones, una dirigida al transporte y otra a la adopción de perros.

Este joven queretano aprendió desde muy pequeño lo que son los negocios.

“Acompañaba a mi abuelito a los ranchos a vender alcancías de yeso, desde ahí aprendí a valorar todo lo que tenía. Me gustaba hacerlas y venderlas porque me divertía. Además así aprendí a ganarme el dinero.”

Mientras cursaba su carrera en el Tec, trabajó durante seis meses para una empresa importadora que tiene entre sus clientes a Bombardier. Su estancia en esa compañía le permitió entender lo difícil que es obtener ingresos.

“Ahí valoré el esfuerzo de la clase trabajadora de México, trabaja de ocho a nueve horas con 15 minutos para comer y la verdad no la pasé nada bien. Pero siempre hay que verle el lado positivo a las cosas. Descubrí mis habilidades y que podría poner mi empresa para después ayudar a toda esa gente que fueron mis compañeros, pero en un mejor ambiente laboral.”

Después comenzó a vender conejo, fruta y legumbres, actividad a la que dedica desde hace un año y medio. Su empresa de comercialización se encuentra en incubación en el Parque Tecnológico, y por lo pronto vende diez conejos a la semana.

El premio obtenido en Campus Party es un viaje todo pagado por cuatro días y tres noches a una de las plantas de Ford, donde podrá presentar su aplicación.

Antes de llegar a Guadalajara, había participado en el Hackatón del Centro Fox. “Yo no sabía desarrollar aplicaciones ni nada, ya después yo solo empecé a ver tutoriales de You Tube y algunas páginas de internet y así fue como aprendí."

El jurado, relata Agustín Vega, “nos dijo que habíamos superado las expectativas, porque los otros proyectos nada más habían mandado ensayos y yo les mandé tres cosas: el ensayo, el video y la aplicación de la pagina web.".