Bajío

En Querétaro buscan eliminar zonas de tolerancia

Marcos Aguilar Vega, edil capitalino, pretende impulsar políticas públicas para combatir la trata de personas en la capital, en las que incluiría la eliminación de zonas de tolerancia para el trabajo sexual.
Alan Contreras
09 agosto 2016 19:8 Última actualización 09 agosto 2016 19:9
Marcos Aguilar Vega, alcalde de Querétaro

Marcos Aguilar Vega, alcalde de Querétaro

QUERÉTARO, Qro.- Marcos Aguilar Vega, presidente municipal de Querétaro, pretende impulsar políticas públicas para combatir la trata de personas en la capital, en las que incluiría la eliminación de zonas de tolerancia que son usadas para el trabajo sexual.

El edil manifestó que impulsará la modificación del reglamento municipal para eliminar la posibilidad que tiene el gobierno de determinar la existencia de zonas de tolerancia.

Dijo que con apoyo de Rosi Orozco, promotora a nivel nacional de leyes para el combate de la trata de personas, impulsará la generación de políticas públicas que combatan la explotación sexual.


Destacó que con ella también pretende promover la generación de un reglamento que exponga la manera en que el gobierno municipal pueda combatir la trata de personas.

“Vamos a promover toda una política pública con Rosi Orozco que establezca en un reglamento la manera en que vamos a combatir la trata de personas”, indicó

Advirtió que el gobierno municipal asumió, con la colaboración de una de las especialistas más importantes del país en materia de trata de personas, que es mejor generar un reglamento que esté enfocado a combatir la trata de personas.

“Si no hay autorización (para zonas de tolerancia), no hay lugar. Esto implica un modelo distinto al anterior, pero tenemos que pensar la trata de personas, que es la explotación”, afirmó.

Puntualizó que el estudio que realiza su administración para reordenar el servicio sexual en las calles aún no ha concluido, de hecho, este estudio hizo que el alcalde sostuviera reuniones con la especialista, lo que provocó que redireccionara el proyecto hacia la línea de trabajo del combate de la trata de personas.

“Dentro de la trata que se refiere a la explotación encontramos el sexo servicio, incluso si lo ponemos en indicadores quiere decir que el 80 por ciento de la explotación sexual, pero si una persona voluntaria decide prostituirse no incluye este modelo. Ahí es donde el gobierno intervendrá para evitar la trata, pero si es voluntaria la ley no lo impide”, señaló.