Bajío

En la informalidad, 45% de la población ocupada de Querétaro

Aunque la informalidad en el estado se ubica muy por debajo del promedio nacional, que es de 57%, es un problema que debe abordarse  El subsecretario federal indicó que a nivel nacional, se registra un 57 por ciento de informalidad laboral.
Lucero Almanza
15 julio 2016 12:18 Última actualización 15 julio 2016 12:25
informales comercio

Incorporar al sector formal a 10,282 personas en Querétaro, reto para este año. [Archivo]

En Querétaro cerca de 45 por ciento de la población ocupada se encuentra en la informalidad, lo cual implica retos importantes para todos los actores económicos y de gobierno en el estado para la incorporación de estas personas al sector formal de la economía, advirtió Rafael Adrián Avante, subsecretario de Trabajo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

De esta forma, dijo, se debe atender a estos ciudadanos, que merecen tener mejores condiciones laborales y de seguridad social, que son las que ofrece la actividad formal.

La delegación de la STPS en Querétaro tiene previsto sumar aproximadamente 10,282 personas a la formalidad en este año, a través de acciones conjuntas con la iniciativa privada.


El subsecretario federal indicó que a nivel nacional, se registra un 57 por ciento de informalidad laboral.

“Querétaro se encuentra por debajo de la media nacional, pero sigue siendo un tema muy delicado porque estamos hablando de que cuatro de cada diez trabajadores son informales, así que el reto está en todo el país”, sostuvo.

Las autoridades de la STPS se reunieron con representantes de la iniciativa privada, de instituciones y organismos federales, y del gobierno estatal, para establecer un acuerdo de impulso a la formalización del empleo en Querétaro.

“Hay entidades en el país que tienen índices de informalidad más altos, pero el tema es establecer grupos de trabajo como éste, para que nos coordinemos y trabajamos para fomentar la formalidad”, enfatizó Avante.

A nivel nacional, comentó, el objetivo es reducir en diez puntos los índices de informalidad laboral al término de la actual administración. Sin embargo, hasta el momento, se han logrado disminuir únicamente tres puntos.

Agregó que los mayores desafíos se encuentran en el sector primario, en actividades agrícolas, así como en el sector servicios y comercio; y se encuentran retos muy particulares en temas como el hombre-camión o el trabajo doméstico, por ejemplo, que son actividades que no están del todo reconocidas en el régimen laboral y se tienen que adecuar.

Respecto al seguro de desempleo, el subsecretario del Trabajo comentó que éste es un objetivo que se quisiera concretar, pero antes de ello, es necesario atender el problema de la informalidad laboral.

“Es esencial avanzar seriamente en el tema de la formalidad, para luego encontrar la manera en que podamos financiar un esquema tan ambicioso como el seguro de desempleo”, añadió.

Dijo que es un tema que se mantiene en análisis, toda vez que hay una iniciativa en el Congreso de la Unión pendiente para su discusión.