Bajío

En el Centenario de la Constitución, EPN dice que México está a prueba

Durante la conmemoración de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el mandatario federal dijo que este ambiente de “desencanto y preocupación” también es un llamado de atención para el país.
Lucero Almanza
05 febrero 2017 15:26 Última actualización 05 febrero 2017 15:27
Participación del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, durante ceremonia del Centenario de la Constitución

Participación del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, durante ceremonia del Centenario de la Constitución

QUERÉTARO, Qro.- Hoy, México está a prueba, en un contexto político y económico internacional, donde se perciben sentimientos de temor y un ambiente de desencanto, aseguró el presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

“El Centenario de la Constitución ocurre en una coyuntura difícil. Los paradigmas sociales, económicos y políticos a nivel internacional están cambiando aceleradamente; los sentimientos de frustración, temor e incertidumbre se han extendido y agudizado en todos los continentes ante un contexto cada vez más volátil y más complejo”, sostuvo.

Durante la conmemoración del Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el mandatario federal dijo que este ambiente de “desencanto y preocupación” también es un llamado de atención para el país.


“Hoy nuestra nación, como pocas veces en su historia reciente, está a prueba. Vivimos momentos cruciales, momentos en los que se han conjuntado desafíos del exterior con retos del interior”, refirió.

“Son tiempos de decisiones, decisiones que no sólo van a determinar nuestro presente, sino también el futuro de nuestros hijos y de las próximas generaciones.”

Ante la presencia de representantes de los tres poderes de la Unión, Peña Nieto llamó nuevamente a la unidad como sociedad y como nación, para encontrar juntos soluciones a las exigencias actuales.

“De la claridad y firmeza con que actuemos, y de la unidad que preservemos, dependerá el bienestar de México”, aseveró.

En el evento, tanto los gobernadores del país, en voz del presidente de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) Graco Ramírez Garrido Abreu, como los presidentes del Senado de la República y de la Cámara de Diputados, cerraron filas con el Ejecutivo federal.

Esto, toda vez que es el momento de afianzar un acuerdo de unidad hacia un régimen legal con contrapesos, que fortalezca un estado de Derecho y amplíe la participación de los ciudadanos.

“Estamos en un momento de desafío histórico, que nos demanda unidad”, afirmó Ramírez. Y, enfatizó que a los mexicanos “se les respeta”.

Añadió que bajo la actual coyuntura, no hay cabida para promesas “mesiánicas”, como las que se dieron en la campaña electoral en Estados Unidos, sino hechos que permitan sacar adelante a México.

“Necesitamos el acuerdo de muchos para sacar adelante al país, para fortalecer el estado de derecho, donde prevalezca la paz “, dijo.

URGE CORRECTA IMPLEMENTACIÓN DE REFORMAS
Edmundo Javier Bolaños Aguilar, presidente de la Cámara de Diputados, consideró a su vez, que las reformas estructurales que se han aprobado en los últimos años, representan la mayor transformación de la Constitución.

Aunque, reconoció la urgencia de llevar a cabo la correcta implementación de las reformas y la generación de las leyes secundarias, ya que los efectos de éstas han quedado por debajo de las expectativas de los ciudadanos.

Por su parte, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, aseguró que es momento de establecer un nuevo acuerdo nacional, donde se funde un país más libre, próspero y justo.

“Una democracia que sirva a los ciudadanos, con un federalismo con equidad social”, sostuvo.