Bajío

El negocio de los Gallos Blancos, gol para los revendedores

No anotaron los Gallos en su partido de ida de semifinal, pero la reventa se apuntó un triunfo porque acaparó los boletos antes de que salieran a la venta para el público en general. Se pueden conseguir en Facebook para zonas VIP en más de dos mil pesos.
SIRSE ROSAS
22 mayo 2015 9:19 Última actualización 22 mayo 2015 9:21
Ronaldinho seguirá en Gallos Blancos. (Tomada de Twitter)

Ronaldinho, la estrella de los Gallos Blancos. (Tomada de Twitter)

QUERÉTARO, Qro. Fue un triunfo para los revendedores. Un día antes de que se diera la venta al público en general, se agotaron los boletos para el partido de vuelta de la semifinal del futbol mexicano entre Gallos Blancos de Querétaro y los Tuzos de Pachuca en el estadio Corregidora.

Apenas el lunes por la noche la directiva del equipo albiazul dio a conocer que el martes sería la preventa para aquellos aficionados que cuentan con Bono Gallo, el miércoles para quienes contaban con su boleto del partido anterior, contra el Veracruz; y el jueves para el público en general.

Sin embargo, el miércoles a media tarde la directiva anunció que los boletos se habían agotado, por lo que la reventa no se hizo esperar.


En diversos grupos de redes sociales y a las afueras del estadio se ha registrado un gran número de personas que ofrecen boletos con precios que van de 600 hasta más de dos mil pesos, dependiendo de la zona en el estadio.

En Facebook se pueden conseguir para zonas VIP en hasta 2 mil 56 pesos, mientras que en la cabecera norte se ofertan en mil 395 pesos.
El costo original de los boletos preferentes, cabecera sur y norte, fue de 220 pesos; para la porra visitante y especial oriente, 250 pesos; mientras que para la zona azul y plateas, de 350 pesos.


Si se considera el precio promedio de los tres tipos de boletos que se vendieron, de alrededor de 273 pesos y en el Estadio Corregidora tiene una capacidad de 35 mil personas, la derrama económica por boletaje, estaría superando los 9.5 millones de pesos, sin contar la reventa.

Pero no sólo el estadio y la empresa que vendió los boletos tendrá grandes ganancias con este partido, ya que para los queretanos ésta es apenas la segunda ocasión en la historia de Gallos Blancos en que se llega a una semifinal, por lo que no es poca cosa.

Los bares y restaurantes en Querétaro esperan una ocupación del 100 por ciento no sólo en el partido de vuelta (que se jugará en Querétaro), sino también para el de ida (que se juega en Pachuca).

El presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos del Estado, Ricardo Veraza Peñalosa, dijo que desde la semana pasada se empezó a registrar un incremento importante en sus ventas con los juegos de liguilla, principalmente para los de América y de Gallos, en los que se registraron llenos totales en los establecimientos.

“Qué bueno que quedó Querétaro, por lo menos en la capital del estado se van a seguir incrementando las ventas, se van a seguir manteniendo un poquito más arriba”, dijo.