Bajío

El extraño caso de las abejas que desaparecen 

En Querétaro han desaparecido este año alrededor de 300 colmenas y en al menos cinco estados hay reportes similares, informa el presidente de la asociación local de apicultores, Sixto Camacho.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
06 mayo 2016 8:44 Última actualización 06 mayo 2016 9:4
apicultores Querétaro

En el estado de Querétaro se tienen registradas 2,600 colmenas. [Lourdes Durán Peñaloza]

QUERÉTARO, Qro.— La Asociación Ganadera Local de Apicultores de Querétaro reportó que en lo que va del año alrededor de 300 colmenas han abandonado sus cajones, lo que significa pérdidas para el gremio por más de un millón de pesos.

“Estamos desconcertados porque la situación es muy alarmante; las abejas se van. Vamos a un apiario y tres o cuatro cajones están vacíos sin que encontremos a las abejas en enjambres, muertas o en alguna parte”, afirmó el presidente de la asociación, Sixto Camacho.

El líder apicultor advirtió que al menos cinco estados del país han reportado situaciones similares, dejando una estrepitosa baja en las colmenas. Ante ello, urgió a que se investiguen las causas del fenómeno.


“Nosotros, como productores, no tenemos los recursos para hacer investigaciones científicas, pero ojalá hubiera apoyos por parte del gobierno que de una u otra manera sí tiene ya avances de investigaciones en otros estados.

“Puede haber varios factores: el cambio climático, el crecimiento poblacional o la falta de lluvias.”

Al cierre del año pasado la asociación registraba un padrón de dos mil 620 colmenas en el estado, considerando una inversión aproximada de tres mil 500 pesos por cajón.

Al interior de la asociación, que a la fecha cuenta con 33 miembros activos, se presentan casos de productores que tienen diez cajones y otros en los que el cultivo se realiza en 800 o más colmenas.

Hasta este mes la asociación de apicultores reporta un avance en la producción de miel de 30 toneladas, en medio de la primera de dos temporadas en que se da la floración.

Camacho comentó que en los primeros meses del año las circunstancias climatológicas desfavorecieron un tanto la producción, ya que “las lluvias esporádicas que se han registrado en el estado y en la región han ocasionado que se caiga la flor”.

En el mismo periodo del año anterior la organización contaba con 70 toneladas de miel producidas, aunque de acuerdo con los apicultores se trató de una condición atípica.

“Este año se ha visto mermada la producción en comparación con el año pasado porque la de 2015 fue una producción récord y nos fue muy bien.

"Ahora se vienen las sequías y eso también viene a afectar a las abejas; estamos viendo la posibilidad de que nos apoyen con alimentación y también estamos buscando apoyos para poder repoblar nuestro inventario.”