Bajío

El Bajío, líder en inversión japonesa directa

En los estados de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí la inversión directa de empresas japonesas suma, de 1999 a la fecha, seis mil 163 millones de dólares, de un total en México de 13 mil 412.2 millones de dólares.
Lucero Almanza
24 marzo 2017 8:37 Última actualización 24 marzo 2017 8:41
Honda

Honda

Mientras en Japón observan cuidadosamente las decisiones que toma el nuevo gobierno de Estados Unidos en materia comercial, en el Bajío la inversión directa de ese país suma, de 1999 a la fecha, seis mil 163.3 millones de dólares, de un total en México de 13 mil 412.2 millones de dólares.

Las entidades del Bajío se ubican entre las favoritas de los inversionistas japoneses, y muestra de ello es que han logrado colocarse entre los 11 estados del país con el mayor flujo de inversión extranjera directa (IED) acumulada, entre 1999 y 2016, proveniente de la nación asiática.

Los registros de la Secretaría de Economía (SE) indican que en el acumulado de 1999 al cierre de 2016, el flujo de IED de origen japonés en Guanajuato asciende a dos mil 677.2 millones de dólares, lo que ubica al estado en el primer sitio a nivel nacional.

En segundo lugar se encuentra Aguascalientes, con dos mil 449.5 millones de dólares, seguido de la Ciudad de México con mil155.7 millones y Nuevo León, con 993.5 millones, según la dependencia federal.

LAS 10 JAPONESAS MÁS
PODEROSAS EN EL BAJÍO
NISSAN
Este año se prevé que arranque en Aguascalientes su nueva planta de ensamblaje COMPAS, en la que Daimler y y la alienza Renault- Nissan inverten 1,400 millones de dólares.

TOYOTA
En noviembre de 2016, Toyota colocó la primera piedra de su planta en Apaseo el Grande, Guanajuato, donde invertirá cerca de 1,000 millones de dólares. En el complejo se producirá el modelo compacto Corolla a partir del 2019.

MAZDA
La firma produce en su planta en Salamanca, Guanajuato, los modelos Mazda3 y Mazda2, ambos con tecnología SKYACTIV, para los mercados de Norteamérica, Sudamérica y Europa. La compañía invirtió 770 millones de dólares en el proyecto.

HONDA
Honda invirtió 800 millones de dólares en su planta de ensamblaje en Celaya, Guanajuato, donde se producen aproximadamente 200,000 unidades vehiculares anuales del subcompacto Honda Fit. Posteriormente, la compañía inauguró una planta de transmisiones en la que invirtió más de 470 millones de dólares, con una capacidad de producción anual de 350 mil unidades.

YAZAKI
Tiene presencia en San Luis Potosí y Aguascalientes, a través de su subsidiaria Arnecom, dedica a la manufactura y venta de arneses, componentes e instrumentos automotrices. En 2015 dio a conocer una inversión de 3.5 millones de dólares para su planta en San Luis Potosí. 

DENSO
Con una inversión por 108.4 millones de dólares, la empresa abrió su planta en Silao, Guanajuato, donde se producen unidades de enfriamiento, calefacción y ventilación, condensadores, radiadores, sistemas de limpiaparabrisas y alternadores.

JATSO
Cuenta con dos plantas en Aguascalientes, una que abrió en 2005 y la otra en 2014, en las laboran cuatro mil trabajadores. La firma produce en la entidad transmisiones de variación continua (CVT).

MITSUBISHI CORP.
En 2015, Mitsubishi Corporation estableció su planta en San José Iturbide, Guanajuato, para producir compuestos de plásticos para la industria automotriz. El proyecto, que significó un total de 10 millones de dólares se llevó a cabo de forma conjunta con Dainichiseika Colors & Chemicals.

MITSUI
Mitsui Kinzoku ACT Mexicana inició operaciones en 2014 en Silao. Con una inversión de 21.3 millones de dólares en la planta, ubicada en el municipio guanajuatense, la empresa se dedica a la manufactura de sistemas de chapas y bisagras automotrices.

SUMITOMO CORP.
En febrero pasado se inauguró la planta de Sumitomo Sintered Components en Aguascalientes, que significó una inversión de 464 millones de pesos.


Especialistas y autoridades destacan el impulso del capital nipón en la región, a partir de la detonación de proyectos en el sector automotriz.
Alrededor de esta industria se ha generado todo un ecosistema productivo y de negocio, que incluye sectores como el de plástico y el hule; el eléctrico – electrónico, maquinados, entre otros.

Las cifras de Economía refieren que Querétaro y San Luis Potosí reportan una IED japonesa de 527.6 millones de dólares y 509.0 millones, respectivamente, entre 1999 y 2016, colocándose en los sitios diez y 11 en el país.

“Es evidente que la participación de Guanajuato y Aguascalientes es por el tema de las armadoras automotrices que se han establecido. En Aguascalientes es Nissan, y sobre todo con su segunda planta, de manera más reciente; y en el caso de Guanajuato, Honda y Mazda”, comenta Arturo Muñoz Villalobos, presidente del Colegio Queretano de Economistas (CQE).

La IED nipona se ubica fundamentalmente en la industria automotriz y en la eléctrica – electrónica, comenta.

Por ejemplo, refiere, en Querétaro el número de empresas que cuentan con capital japonés pasó de 35 en 2014 a 46 en 2016.

En tanto, de acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable de Guanajuato (SDES), Japón es el principal socio comercial del estado en materia de atracción de inversiones, con la instalación de 70 empresas niponas que han invertido en el lapso 2012 -2016.

Así, el avance de la IED nipona se reconoce también por su participación en las entidades de la región. Los datos oficiales federales exponen que el flujo de dicho capital pasó de cifras de un dígito, como el caso de Querétaro y San Luis Potosí en el año 2000, e incluso hasta un saldo negativo en Guanajuato –que refleja salida de capital nipón en dicho año-, a cifras de 500 a 600 millones de dólares, cuando las armadoras Honda y Mazda invirtieron en sus plantas de Celaya y Salamanca, entre los años 2013 y 2014.

Muñoz Villalobos destaca que el atractivo en la industria automotriz es la cadena de proveeduría con las diferentes plantas armadoras; mientras que en el sector eléctrico – electrónico también está ligado a dicho entorno productivo.

“El atractivo de la región tiene que ver con las condiciones de la dinámica económica, en las políticas de fomento industrial, de atracción de inversión, y esta dinámica de crecimiento y cercanía con las principales plantas armadoras; creo que esto le da viabilidad al establecimiento de compañías de esta naturaleza”, afirma.

“La inversión japonesa no es sólo por la calidad de la mano de obra, porque los japoneses tienen esas cuestiones de excelencia, de trabajo en equipo, que si bien ven la mano productiva mexicana muy eficiente, su objetivo es crear desde México una plataforma de manufactura hacia Estados Unidos y Canadá”, añade Carlos Palencia Escalante, socio director de CEO Consultores.

En este sentido, Demetrio Villa Michel, socio de Mercados de Consumo de la consultora KPMG, destaca la relación comercial que existe entre ambas naciones desde hace más de diez años, a través del Acuerdo de Asociación Económica México–Japón.

Esto, añade, ha llevado a que México sea atractivo para los empresarios asiáticos por los 40 tratados y acuerdos comerciales que tiene con otros países, y que abren una ventana de participación de mercado importante, sobre todo con Estados Unidos.

Asimismo, considera, el tema de logística es otra ventaja competitiva de la región, ya que en una zona territorial deaproximadamente 500 kilómetros cuadrados se tiene acceso a 75 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Por los estados del Bajío se tiene también una ruta directa al norte de la República, cerca tanto a la frontera de Reynosa como de Nuevo Laredo; además, se tiene acceso a los puertos de Altamira, Veracruz, Manzanillo y Lázaro Cárdenas, lo que permite exportar prácticamente a cualquier parte del mundo.

Otros aspectos son las condiciones climáticas de la región, una mayor seguridad y el desarrollo de ciudades medias, que permite una mejor calidad de vida.

ESPECIALIZACIÓN DEL CAPITAL


La región del Bajío ha desarrollado una mano de obra de alta calidad y tecnificación, frente a la demanda que tienen las compañías japonesas en sus líneas operativas.

Para tender los procesos de producción de las empresas en estas entidades, principalmente en Guanajuato y Querétaro, una de las estrategias ha sido el trabajo de las autoridades estatales con la Agencia de Cooperación de Japón (JICA), instancia independiente que coordina la asistencia pública oficial internacional nipona.

“Tenemos mano de obra calificada, obviamente las cuotas por hora de esa mano de obra es muy competitiva con Estados Unidos y Canadá”, añade Villa Michel. “Y, algo muy importante que ha visto Japón en los últimos años es la edad promedio de la capacidad de planta productiva, que es alrededor de 30 años, que es mucho más alta.”


DIVERSIFICACIÓN

Hacia futuro, el reto de un nuevo panorama comercial y de inversión internacional, lleva a que las entidades del Bajío –y México en su conjunto- busquen diversificar sus mercados de exportación, y Japón es el candidato idóneo para ello, dado que la industria automotriz es la punta de lanza de una de las mejores relaciones comerciales para la zona.

Los especialistas consideran que la apertura del Consulado japonés en León, Guanajuato, en abril de 2016, es muestra del interés que hay por el país asiático en la región.

“Es muy importante tener una visión de ir teniendo una mayor integración hacia la economía de Japón, derivado de la situación con Estados Unidos, donde habría que ir explorando otras alternativas”, sostiene el presidente del Colegio Queretano de Economistas.

Además de la rama automotriz, los estados ofrecen oportunidades de inversión para la cadena de proveeduría en la industria aeronáutica, principalmente en Querétaro, así como en la actividad agroalimentaria, en productos como legumbres y frutas.

“Está el caso de la industria automotriz, de la industria electrónica, pero también se puede ir buscando una mayor integración para la industria aeronáutica, es fundamental que ésta se vea fortalecida con la industria japonesa”, indica Muñoz.

“Habría que esperar qué condiciones pudieran vincularse, y explorar otras alternativas a partir del acuerdo bilateral que tienen ambos países. Por ejemplo, la parte central del acuerdo es el abastecimiento de productos perecederos del campo hacia esa nación, y hay estados que están teniendo una relación muy favorable, esa sería un área de oportunidad de participación importante para Querétaro."

Todas las notas BAJÍO
Mezcal de San Felipe Torres Mochas ya tiene marca colectiva
Proyectan 45 mil mdd de inversión en fondos de capital privado en el Bajío
City Express rescatará hotel histórico en San Luis Potosí
Empresa busca arrendar el Parque Bicentenario de Querétaro
Viñedos Azteca producirá 20 mil botellas este año
Crecerá 5% la producción de vino en Querétaro
Crece 87% el pago de remesas de CPM en el Bajío
La japonesa Minamida construye planta en Guanajuato
En Querétaro crean monitores para embarazos de alto riesgo
Empresa china producirá las unidades del transporte en Querétaro
Inicia la UG ciclo escolar con casi 39 mil alumnos
Colocan 150 mdp en créditos productivos en Querétaro
Unaq apuesta por un colegio de pilotos en Querétaro
Diego Sinhué ya suma cuatro denuncias ante el Instituto Electoral
Repunta 87.7% la IED en el Bajío durante el primer semestre
Negociación del TLCAN debe centrarse en ganar-ganar: Cónsul de EU
Ponen fecha a los informes de alcaldes de Querétaro
Estados de la zona centro preparan un corredor turístico
Federación hace sinergia con San Luis Potosí en rendición de cuentas
Universidad Anáhuac de Querétaro prepara el diplomado en Vitivinicultura
Citibanamex apoya a emprendedores sociales del país
Mantiene Toyota operación en Querétaro
Reclaman industriales 'falta de seriedad' de Toyota
Conalep abre nueva carrera aeronáutica en Querétaro
La cuarta revolución industrial y el internet de las cosas… ¿de qué se trata?