Bajío

El Bajío, la segunda región vitivinícola del país

Querétaro, con una producción de tres millones de botellas anuales, es también la entidad federativa que más exporta. 
SIRSE ROSAS
06 mayo 2016 8:10 Última actualización 06 mayo 2016 8:23
viñedos bajío

Los viñedos del Bajío tienen una producción de tres millones de botellas anuales; 900 mil las exportan.

QUERÉTARO, Qro.— El impulso que se le ha dado al Bajío en la producción vitivinícola lo ha posicionado como la segunda región de mayor importancia en el país en esta industria, después del Valle de Guadalupe, en Baja California.

Querétaro, con una producción de alrededor de tres millones de botellas anuales, también se distingue por ser la entidad federativa que mayor número de botellas exporta (900 mil) –esto es, el 30 por ciento de su producción-hacia países de Asia, Europa y Estados Unidos.

En el municipio queretano de Ezequiel Montes, la Finca Sala Vivé de Freixenet es la casa vinícola que mayor número de visitantes registra en Latinoamérica.

De acuerdo con Lluis Raventós Llopart, presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro (AVQ) y director general de Finca Sala Vivé, el posicionamiento del estado en la industria vitivinícola nacional se debe en gran medida al concepto de enoturismo que distingue a la entidad, así como a la calidad de las etiquetas que aquí se producen.

El enoturismo representa la visita de más de 600 mil turistas anuales a la ruta del Queso, Arte y Vino, lo que significa una derrama económica de alrededor de 500 millones de pesos, nada más de esta la industria en particular, ya que se estima que esta ruta turística representa más de mil millones de pesos por año.

El estado tiene registradas 14 casas vitivinícolas, de las cuales diez abrieron sus puertas de 2010 a la fecha. Finca Sala Vivé fue la primera en iniciar su producción, en 2005.

FERIA DEL VINO

Lo anterior se dio a conocer durante la presentación de la edición número 40 de la Feria del Queso y el Vino de Tequisquiapan, en la que se espera más de 60 mil visitantes y una derrama económica de alrededor de 95 millones de pesos.

Este año tienen un nuevo modelo de feria, en la que destaca que sólo estarán participando etiquetas nacionales (contrario a otros años cuando también se abría a internacionales), con la finalidad de impulsar los productos locales.

Se estima que habrá más de 300 etiquetas, de las cuales al menos 80 serán queretanas, con la presencia de más de 70 productores, entre queseros y vitivinícolas.


En este nuevo modelo de feria destaca el arte y la cultura con un programa que enlista la presentación de la Orquesta Filarmónica de Querétaro, bandas de rock clásico, jazz, música popular, entre otros.
Se contará con un pabellón de gastronomía internacional, área de foodtrucks, zonas lounge, catas y talleres.

Para evitar que el evento se convierta en “una mega cantina”, como ha ocurrido en otras ediciones, este año habrá una campaña de concientización, se contará con tres espacios de alcoholímetro en la zona, y más de 550 elementos de seguridad privada que se sumarán a la policía estatal y de los municipios involucrados.

Asimismo, en la feria no se podrán encontrar botellas por debajo de los 150 pesos, para evitar el alto consumo.

Se prevé que los municipios de Tequisquiapan y Ezequiel Montes registren ocupaciones hoteleras del 100 por ciento, por lo que la ocupación beneficiará de igual manera a San Juan del Río y Querétaro.

La Feria del Queso y el Vino se llevará a cabo durante tres fines de semana de este mes de mayo: el primero, del viernes 13 al domingo 15; el segundo del 20 al 22 y el tercero del 27 al 29.