Bajío

Economía del Bajío desacelera ritmo de crecimiento

Afectó desfavorablemente la menor producción de vehículos derivada del cambio temporal de plataformas y herramental para la fabricación de nuevos modelos.
Lucero Almanza
23 junio 2016 9:10 Última actualización 23 junio 2016 9:12
Planta de Rassini en Michigan 5

Autopartes, uno de los sectores afectados por la menor producción de armadoras.  (Axel Sánchez)

La zona centro del país, donde se ubica Querétaro, reportó un aumento en su actividad económica de 1.04 por ciento en enero-marzo de 2016, esto es ligeramente por debajo del 1.29 por ciento reportado en el trimestre previo, de acuerdo con los datos del Banco de México (Banxico).

La información del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Regional (ITAER), dados a conocer a través del Reporte sobre las Economías Regionales que elabora el Banxico, indica que la zona se ubicó por arriba de la media nacional, que tuvo un avance de 0.82 por ciento en la actividad económica en el primer trimestre del año; así como de las zonas norte, con 0.69 por ciento, y sur, con 0.39 por ciento.

La región centro norte tuvo un incremento de la actividad económica de 1.49 por ciento en el periodo.


La zona centro incorpora a la Ciudad de México, el estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala.
Mientras que la centro norte considera a Aguascalientes, Baja California Sur, Colima, Durango, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Zacatecas.

De acuerdo con la opinión de los directivos empresariales que entrevistó el Banco de México para el informe, la disminución en el ritmo de crecimiento de la región centro se atribuye, en lo fundamental, al desempeño menos favorable de algunas actividades manufactureras más orientadas a satisfacer la demanda externa.

La contracción observada en la industria está relacionada con la menor producción de vehículos, derivada del cambio temporal de plataformas y herramental para la fabricación de nuevos modelos, expusieron.

Esto también impactó de manera desfavorable a algunas industrias relacionadas con el armado de automóviles, tales como la fabricación de autopartes y pinturas.

Por su parte, directivos del ramo del papel y del cartón refirieron un estancamiento en su demanda, debido a la disminución de las compras por parte del sector público.

En tanto, los empresarios consideraron que la mayor expansión de la actividad manufacturera en las regiones norte y centro norte estuvo asociada en buena medida al dinamismo del componente interno de demanda que enfrenta el sector en esas regiones.

En el norte, mencionaron el impulso de la demanda de productos metálicos para la construcción de naves industriales automotrices y gasoductos en el país
.
En tanto que el repunte de la actividad en el centro norte, se asoció al mayor crecimiento de la industria alimentaria, derivado de una mayor disponibilidad de materias primas, así como de la reposición de inventarios debido al elevado volumen de ventas registrado durante el cierre del año previo, entre otros aspectos.