Bajío

Crecerá 5% la producción de vino en Querétaro 

La Asociación de Vitivinicultores de Querétaro prevé producir cuatro millones de botellas durante este año; el buen clima ha favorecido la calidad de las cosechas.
Lucero Almanza
18 agosto 2017 8:4 Última actualización 18 agosto 2017 8:17
Freixenet

Cavas de Freixenet México.

El presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro (AVQ), Lluis Raventós Llopard, estimó una producción para este año de cuatro millones de botellas de vino en el estado, lo que significa un aumento de aproximadamente 5 por ciento respecto a 2016.

Dijo que las condiciones climáticas han permitido buenos ciclos para los productores locales.

“Este año, con el tipo de clima que hemos tenido esperamos una añada de excelente calidad; hemos tenido todas las condiciones para hacer vinos de gran calidad, para probablemente lograr una añada catalogada como excelente”, sostuvo en entrevista.

Destacó la producción de vinos espumosos, donde Querétaro ha logrado colocarse como el principal estado a nivel nacional. De la producción total de vino en la entidad, 60 por ciento corresponde a este tipo de producto.


De acuerdo con la AVQ, el consumo de vino en México ha aumentado, a partir de una mayor cultura alrededor de dicho producto. El consumo percápita de vino en el país es de una botella al año.

Asimismo, actualmente el consumo de vinos nacionales ha ganado terreno a los productos importados, toda vez que de alrededor de 80 millones de litros que se reportan al año en el país, aproximadamente 30 por ciento corresponde a consumo de vino mexicano.

Querétaro es el segundo estado en producción de vino, en volumen, según el organismo, superado por Baja California; y la primera en vino espumoso y en la exportación de dicha variedad.

“El principal vino que se está produciendo en el estado es el vino espumoso”, aseguró Lluis Raventós. “Querétaro se está posicionando como la ‘burbuja de México’, aunque sí, se hacen vinos tintos, vinos blancos, vinos rosados, pero en mayor cantidad es el espumoso”.

El también director general de Finca Sala Vivé de Freixenet México, agregó que para el caso de la casa española, se tiene proyectada la producción de tres millones de botellas para este año. Lo anterior, debido a la demanda, pero también a la capacidad de la firma para mantener su calidad.

“Producimos conforme a nuestra capacidad, y al día de hoy podríamos crecer mucho más, pero lo que no queremos es bajar calidad; así que tenemos claro que debemos tener un crecimiento orgánico, en función con nuestra demanda”, puntualizó.