Bajío

Autotransporte de carga pierde al día 650 mil pesos por bloqueos en Oaxaca

Las manifestaciones han dejado varados en los últimos días a unos 300 camiones que transportaban calzado y comestibles, entre otros artículo: Canacar.
Rocío Hernández
28 junio 2016 15:30 Última actualización 28 junio 2016 15:33
Oaxaca. (Cuartoscuro/ Reuters)

Oaxaca. (Cuartoscuro/ Reuters)

LEÓN, Gto.—Los conflictos en Oaxaca han ocasionado daños millonarios al sector de autotransporte de carga, que estima pérdidas por 650 mil pesos al día.

El vicepresidente de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), Enrique González Muñoz, dijo que debido a los bloqueos se han incrementado los costos de operación.

“Los bloqueos ocasionan que nuestros camiones se queden varados 48 o 72 horas, en donde cada unidad tiene un costo aproximado entre gastos directos e indirectos de dos mil 500 a cinco mil pesos, dependiendo de si son camiones con sistema de refrigeración.


“Nuestros gastos fijos siguen corriendo, los sueldos del operador, la póliza de seguro, la depreciación del mismo camión, y en el caso de los refrigerados, el consumo de combustible”, comentó.

Sin embargo, dijo, continúan las rutas para transportar sobre todo víveres a esa zona, a fin de no ocasionar desabasto.


En días pasados estas manifestaciones dejaron varados a unos 300 camiones que transportaban calzado, comestibles, artículos para el turismo, etcétera.

Estos problemas también se han vivido en Guerrero y Chiapas, donde el sector ha sufrido el secuestro y quema de unidades desde hace casi un año y por múltiples causas, pero la mayoría enfocadas al magisterio.
Confió en que estas pérdidas no repercutan en los precios finales en dicha zona.


“Desgraciadamente Oaxaca es un estado que requiere mucho de bienes y productos que vienen de diferentes partes de la República. Ahí, por ejemplo, no hay cuencas lecheras, les llega del centro del país, de Torreón de Aguascalientes, de Guanajuato. Es una zona de consumo de productos en donde difícilmente la carga que llega sale para otros lugares, todo se queda ahí.

"No se pretende dejar de llevar los productos a las zonas, más bien se espera mayor control y accesos para evitar más afectaciones”, destacó Enrique González.