Bajío

Apoyan diputados queretanos exención del IEPS en vinos

Actualmente se aplica 4 por ciento del impuesto al vino de mesa; sin embargo, con la iniciativa se podría generar una mayor competitividad de los vinos mexicanos en el mercado global, ya que el IEPS pone al sector en desventaja frente a los productores de otros países como España, Chile o Argentina.
Lucero Almanza
14 junio 2016 19:26 Última actualización 14 junio 2016 19:26
Vinos

El sector representa un nicho importante para Querétaro.

QUERÉTARO, Qro.— La Comisión de Desarrollo Económico y Turístico del Congreso estatal emitió un exhorto a los senadores de la República para aprobar los cambios a la ley que exenta al vino de mesa del pago del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS).

La presidenta de la Comisión, Leticia Rubio Montes, dijo que esta medida –que fue presentada por senadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD)- apoyaría a los vinicultores del estado, toda vez que este sector representa un nicho importante para la actividad económica y turística de Querétaro.

“Estamos exhortando a la Cámara de Senadores para que se apruebe a la brevedad una iniciativa de decreto en la cual se consideran adiciones a la ley, para que el vino de mesa tenga su consideración especial”, dijo.


Esto, agregó, para generar una mayor competitividad de los vinos mexicanos en el mercado global, ya que el pago del IEPS pone al sector en desventaja frente a los productores de otros países como España, Chile o Argentina.

Actualmente, refirió Rubio, se aplica 4 por ciento de IEPS al vino de mesa.


De acuerdo con datos del sector, la derrama económica que genera la Ruta del Queso y el Vino en Querétaro asciende a 700 mil millones de pesos al año y aproximadamente 500 mil visitantes.

“Querétaro es el tercer productor de vino a nivel nacional y la importancia que ello nos genera no solamente es en la parte económica sino de turismo”, sostuvo.

El cambio a la ley aplica a partir de que la bebida se considere como vino de mesa, y no como un destilado como actualmente se ubica. La iniciativa ha provocado el interes de los productores.