Bajío

AMPI alerta sobre incremento de fraudes inmobiliarios en Querétaro

En el último año se cuadruplicaron las estafas en el sector; las tentativas de fraude ascendieron a alrededor de 600 millones de pesos.
Lourdes Durán
06 junio 2016 17:25 Última actualización 07 junio 2016 8:30
Qro

Los inmuebles abandonados son los más susceptibles

QUERÉTARO, Qro.— La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) dio a conocer que ante el volumen de operaciones que se registra en la entidad, en el último año se cuadruplicaron las estafas en el sector, ascendiendo las tentativas de fraude a alrededor de 600 millones de pesos.

Jorge Carbonell, coordinador regional de la AMPI en los estados de Michoacán, Guanajuato y Querétaro, dijo que en el último año se tiene conocimiento de al menos 20 casos en los que se realizaron ventas ficticias con identidades falsas.

“Donde está el fraude más importante y que debemos de tener cuidado es en poderes, personas o inmuebles que vienen representados de Michoacán o el Estado de México, que son los lugares donde vienen poderes y escrituras falsas.”


Carbonell explicó que los defraudadores suelen identificar inmuebles abandonados que no registran movimiento, y coludidos con algún abogado o protagonista inmobiliario ofertan la propiedad sin consumar la venta.

Los individuos pedirían anticipos que van de un 20 a un 50 por ciento respecto del valor de la propiedad para después desaparecer con el dinero.

“Los defraudadores se van con los enganches. Los que hacen el fraude maquinado y logran consumar es porque son propiedades que están en problemas de herencias o que los dueños ya las abandonaron, pero esos son los menos.

“Los fraudes que están premeditados y que deterioran el patrimonio de alguien están enfocados en el robo de identidad”, estableció Jorge Carbonell, quien calificó la situación como un verdadero problema.

Dentro de las propiedades más susceptibles a fraudes están los locales comerciales en los que se falsifican a los apoderados de los dueños, y lotes que permanecen abandonados por periodos de tiempo prolongados.

Ernesto Zepeda, presidente de la AMPI en Querétaro, dijo impulsan una ley en el Congreso local para que sólo las personas que estén certificadas puedan desempeñarse en el ámbito de los bienes raíces.

“Trabajamos desde hace más de un año para impulsar esta ley, y que podamos tener una regulación más específica para que los que se dedican a esta profesión lo haga libremente pasando unos requisitos mínimos de conocimientos. En este caso sería una certificación.”

Zepeda estableció que con ello se generará un padrón de asesores inmobiliarios más profesional y más formal.

Desde la AMPI se advierte que de los 3 mil 500 agentes inmobiliarios en el estado, cerca de 50 por ciento no lo hace de forma establecida sino de manera eventual, en lo que consigue un trabajo o se desarrolla determinado proyecto.