Bajío

Aguascalientes, con la mayor complejidad económica del Corredor Central del Bajío

El Corredor Central estará conformado por 25 municipios del país, de los cuales Aguascalientes, San Luis Potosí y Querétaro muestran las mayores capacidades productivas, según un estudio de la empresa consultora Forecastim.
Redacción Bajío
25 octubre 2016 5:39 Última actualización 25 octubre 2016 9:7
corredor

corredor

Aguscalientes es el municipio con la mayor complejidad económica de los 15 que ya han firmado el convenio de colaboración para formar parte del Corredor Central del Bajío que hoy presentará la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

De acuerdo con un análisis de la empresa consultora Forecastim, basado en datos del Atlas de Complejidad Económica del Centro para el Desarrollo Internacional (CID) de la Universidad de Harvard, la complejidad económica se puede definir como la dotación de capacidades y conocimientos necesarios para producir bienes. 

En el caso de Aguascalientes, la composición y exportaciones de esta urbe se concentran en la producción de vehículos, equivalente al 75 por ciento del total de sus envíos al exterior; fabricación de maquinaria y de productos electrónicos.


Si bien esta ciudad se ha especializado en la industria automotriz, la cual tiene una de las nóminas salariales más altas, la generación de empleos se distribuye en actividades de la manufactura y construcción; servicios de salud y educación; comercio y empleo en el sector gobierno.

La complejidad potencial se centra en sectores como la fabricación de componentes electrónicos, de equipo de comunicación, entre otros que requieren de conocimientos especializados y que pueden ser utilizados en un sector u otro sin perder valor y competitividad.

Así, de lograr obtener mayor ventaja comparativa en la producción de esto bienes, habrá un impacto favorable en el crecimiento económico como consecuencia de su intercambio comercial.

Por su parte, San Luis Potosí ocupa el segundo sitio en complejidad económica de la región y el primero en potencial, debido a que sus exportaciones muestran una mayor diversidad y no están concentradas en pocos sectores como en el caso de Aguascalientes.

Querétaro se ubica en el tercer lugar en el ranking de complejidad económica y también goza de uno de los indicadores más altos en la parte potencial. En comercio exterior destacan los productos relacionados con la industria de autopartes y la fabricación de productos electrodomésticos, seguidos de maquinaria, productos electrónicos y de la industria química.

Aunque no son pocos, se requiere de mayor diversificación de productos de exportación elaborados competitivamente. Si bien la industria manufacturera juega un rol importante en la generación de divisas, el empleo – en especial aquellos con las mayores nominas salariales- se concentra en actividades de servicios profesionales, empresariales y gubernamentales.

Este es un dato importante ya que diversas ramas de la industria manufacturera son las que presentan mayor valor estratégico potencial, es decir, las de mayor posibilidad de desarrollo.

Según Forecastim, la estrategia económica de Querétaro debiera enfocarse en la especialización de industrias de elevado valor agregado e integración. Por ejemplo, la industria aeroespacial goza de buena ventaja comparativa pero su complejidad potencial es nula, ya que es una rama con poca integración con el resto de la actividad. Por el contrario la fabricación de automóviles tiene un gran potencial.

La Zona Metropolitana de Morelia, por su parte, es la que presenta menor ventaja sectorial. A diferencia del resto, el porcentaje de exportaciones de insumos básicos como vegetales, alimentos y madera; junto con la fabricación de productos metalmecánicos tiene una proporción importante en la generación de divisas.

Por estas razones, el empleo se concentra en actividades gubernamentales, comercio y servicios; asimismo, las nóminas más altas se presentan en dichas actividades.

“Hacer más competitivo al sector manufacturero implica sus retos, por una parte se podría comenzar con la integración y complejidad en la industria de los alimentos y bebidas; y por otra, como parte de la estrategia de unificación regional, desarrollar industrias relacionadas a la fabricación de motores, turbinas y transmisiones: sus pares del bajío demandaran gran cantidad de estos productos. Finalmente es una buena estrategia de las autoridades michoacanas sumarse al corredor central. “