Bajío

Abogacía, la profesión más usurpada en el estado de Querétaro

Al año se registran 20 casos de supuestos abogados que ofrecen sus servicios. Mensualmente la Dirección de Profesiones del estado atiende 25 asuntos relacionados con personas sin título.
odontología

La usurpación también se da en profesiones como medicina, química y odontología. (Foto: Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.— La abogacía es la profesión más usurpada en Querétaro, al ser la que engloba el mayor número de casos de personas que pretenden ser profesionales en la materia, afirmó el titular de la Dirección de Profesiones en el estado, Sergio Moctezuma Zarazúa.

Indicó que de los aproximadamente 50 casos que revisa la dependencia mensualmente, al menos la mitad está relacionado con personas que no cuentan con el título que ostentan o éste es apócrifo, por lo que al cobrar por supuestos servicios profesionales, se considera un fraude en perjuicio de quienes los contratan.

“Por año, nada más de gente que se hace pasar por abogado, al menos se pueden encontrar 20 casos; pero la usurpación también se da en profesiones como medicina, química y odontología”, señaló.


Comentó que estos casos son de jurisdicción federal, por lo que a nivel estatal se procede a boletinar a estas personas en otras entidades para evitar que sigan ofreciendo servicios para los que no están preparados.

A pesar de que la problemática está presente, el funcionario resaltó que el estado de Querétaro ha logrado avanzar en la cultura del profesionista, ya que la tramitación de cédulas profesionales se ha cuadruplicado prácticamente en los en los últimos años.

Mientras en 2009 se realizaban mil 800 tramites de cédula, este año se estará cerrando con más de nueve mil, y esta demanda ha llevado a incrementar en la misma medida la productividad de la dependencia, con el mismo personal y equipo, reorganizando el modelo de administración”, afirmó.

Subrayó que este modelo administrativo ha permitido acortar los tiempos de entrega, ya que anteriormente se tardaba hasta un año para entregar una cédula y ahora se hace en 20 días hábiles.

Esta agilización ha favorecido a los profesionistas cuyas carreras demandan una cédula inmediata, como es el caso de médicos, químicos, enfermeras, contadores y abogados, ya que este retraso frenaba también su incorporación al mercado laboral profesional.