Archivo

Las fallas de las Ciudades Bicentenario

12 febrero 2014 4:12 Última actualización 02 mayo 2013 8:52

 [Cuartoscuro] Registran problemas de movilidad y sustentabilidad; concentran gran parte de las 500,000 casas abandonadas en el Edomex. 


 
Claudia Alcántara
 
 
En su momento, las 6 Ciudades Bicentenario representaron la principal estrategia de ordenamiento territorial del Estado de México (Edomex) -de la administración estatal de 2005-2011 del actual presidente de la República, Enrique Peña Nieto-; hoy representan la cara opuesta de la nueva Política Nacional de Vivienda (PNV) del gobierno federal.
 
En 2008 se presentaron los proyectos de 6 fraccionamientos habitacionales: Huehuetoca, Zumpango, Tecámac, Almoloya de Juárez, Atlacomulco y Jilotepec, como ciudades modelo a erigir, autosuficientes, ambientalmente sustentables y altamente competitivas a mediano y largo plazo.
 
Cinco años después, de un plan trazado hasta el año 2020, presentan en términos generales escasez de agua, deterioro de sus estructuras y algunos equipamientos, y problemas de movilidad. Miles de ellas están deshabitadas y/o abandonadas.
 
El coordinador del Programa de Estudios Urbanos y Medio Ambiente del Colegio Mexiquense, Alfonso Iracheta Cenecorta, indicó que en una primera lectura los lineamientos iniciales de la PNV parecen una "autocrítica" sobre el desempeño que reportan las Ciudades Bicentenario.
 
Señaló que la actual administración federal tiene un planteamiento de políticas públicas opuesto al concepto de Ciudad Bicentenario, el cual se convirtió en un conjunto habitacional urbano -aislado-, carente de las características centrales de una ciudad: oferta de empleo, requerimientos sociales y productivos y funciones urbanas que requiere una comunidad.
 
Manifestó que en un estudio reciente sobre el Valle de Toluca, concluyeron que la vivienda más alejada y que más ha afectado el desarrollo de la zona metropolitana de esa ciudad, está asociada a estos conjuntos habitacionales.
 
Uno de los casos, dijo, es Almoloya de Juárez, una zona de recarga de mantos acuíferos, en donde se tiraron cientos de árboles y se destinaron tierras de uso agrícola a la producción de vivienda, "no para construir ciudad".
 
De acuerdo con información de la Secretaría de Desarrollo Urbano del Estado de México, la iniciativa lanzada hace 5 años contempla proyectos urbanos de infraestructura y equipamientos estratégicos, así como vías de comunicación de carácter regional, con el propósito de impulsar zonas de crecimiento alrededor de las áreas urbanas existentes en los seis municipios seleccionados.
 
En total, el proyecto consiste en urbanizar una superficie aproximada de 28,597 hectáreas, destacando los municipios de Tecámac y Zumpango, con 48.7% del total.
 
Aunque se solicitó al titular de la secretaría, José Alfredo Torres Martínez, una entrevista para conocer los avances de las seis ciudades en materia de infraestructura, equipamiento, empleo y transporte, ésta no fue concedida.
 
Carencias
 
El director de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) México, Maximiliano Zurita, señaló que estas ciudades no fueron una idea mala; particularmente Huehuetoca se convertiría en la ciudad logística del centro del país, en donde se instalarían recintos fiscales, terminales de autobuses y trenes de carga, lo cual con su cercanía al Arco Norte y la proximidad de la carretera México-Querétaro, serviría para aliviar a la zona metropolitana de la entrada y salida de carga.
 
Sin embargo, como muchos planes "que están de moda", ya no se les dio seguimiento, afirmó. Muchos de los proyectos no continuaron, como la creación de ramales de transporte público para llevar a la gente a las estaciones del Tren Suburbano, y la continuación del tren de Cuautitlán a Huehuetoca, añadió.
 
Incluso, dijo, los desarrolladores de vivienda no han podido cumplir con su plan inicial en el volumen de viviendas a construir, porque la misma autoridad federal, en este caso Infonavit, no se los permite, y porque no tiene "sentido que construyan más casas si no se ocupan".
 
Añadió que según el Infonavit, en Zumpango hay cerca de ocho mil viviendas nuevas entregadas, pero desocupadas, porque la gente no tiene cómo transportarse.
 
El secretario ejecutivo del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y la Sociedad de Arquitectos Mexicanos (CAM-SAM), Luis Enrique López Cardiel, estimó que de acuerdo con análisis y estimaciones propias, en Huehuetoca y alrededores hay alrededor de 24,000 viviendas deshabitadas.
 
Alfonso Iracheta Cenecorta manifestó que aunque no hay registros exactos, las estimaciones indican que en todo el Estado de México y en específico en las seis Ciudades Bicentenario existen entre 520,000 y 550,000 viviendas deshabitadas y/o abandonadas (y en algunos casos vandalizadas), que equivalen a entre 10 y 13% de las más de 5 millones registradas a escala nacional.
 
¿Lección aprendida?
 
El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín, aseveró que las ciudades desde el punto de vista económico resultaron porque permitieron a la gente que no tenía en ese momento derecho a la vivienda, acceder a una; pero como es natural, dijo, el ciudadano aspira a más.
 
En entrevista, el funcionario expresó que evaluar a las Ciudades Bicentenario es como analizar unidades habitacionales hechas por el Infonavit en el Distrito Federal hace 40 años, las cuales también necesitan mejoras.
 
Expresó que parte de la instrucción de Peña Nieto de cambiar el modelo de vivienda y las políticas públicas, es en función de los resultados de esas ciudades, las cuales han dejado pendientes temas de movilidad, sustentabilidad y compatibilidad ecológica.
 

Geo y Sadasi, satisfechas con Ciudades Bicentenario
 

Para Corporación Geo en Zumpango, Consorcio Ara en Huehuetoca y Grupo Sadasi en Tecámac, su incursión en las Ciudades Bicentenario es un negocio exitoso, por lo que continuarán con la ejecución de sus proyectos en los siguientes años e incluso tienen planes para realizar una compra adicional de reserva territorial.
 
El presidente de Consorcio Ara, Germán Ahumada Russek, aseveró que si bien al inicio le "costó trabajo" a la compañía consolidar la construcción y venta de vivienda en el conjunto denominado Citara en Huehuetoca, hoy en día están satisfechos por la forma en que se ha llevado a cabo.
 
Por su parte, el director de Ciudad Zumpango de Geo, Jorge Arroyo, afirmó que Zumpango, del grupo de seis Ciudades Bicentenario, ha sido la que realmente se ha desarrollado, teniendo como objetivo ser la primera ciudad integralmente planeada para ofrecer competitividad regional.
 
Dijo desconocer por qué el resto de ciudades no han funcionado, pero resaltó que en Zumpango la empresa ha contado con el apoyo de autoridades locales.
 
En entrevista, el ejecutivo resaltó que Zumpango no está aislada, sino conurbada a zonas de desarrollo como Tecámac y Huehuetoca en el Estado de México, y Tizayuca en Hidalgo.
 
Refirió que se ha abatido entre 30 y 50% el costo del transporte para los habitantes, debido a que hay rutas directas hacia los metros Indios Verdes, Toreo y Martín Carrera -antes los habitantes debían tomar hasta dos microbuses para acercarse a una estación de Metro-, que cobran ente 25 a 27 pesos el viaje. Reconoció, sin embargo, que es necesario que bajen más las tarifas.
 
Anticipó que el gobierno del Estado de México planea extender la red del Mexibús a Zumpango. Actualmente llega a Ojo de Agua, en Tecámac, y el plan es que transite por Paseo Bicentenario y cruce el polígono que hoy representa Zumpango, hacia el Metro Martín Carrera o Indios Verdes. El plan se concretaría en un año o año y medio.
 
Van por más
 
El directivo reconoció que actualmente de las 50,000 viviendas que ha construido la empresa en estos años, 50 a 55% de ellas están deshabitadas, no sólo por un tema de abandono -lo cual se da en cerca de 8%-, sino porque han visto que los propietarios van a sus casas sólo los fines de semana.
 
Manifestó que Geo no sólo se ha dedicado a construir viviendas, venderlas y "darse la vuelta", sino que ha creado equipamiento, como escuelas, centros comunitarios, un estadio de futbol y un domo para espectáculos, así como atraído comercios.
 
Actualmente, dijo, Geo posee mil 400 hectáreas en Zumpango, de las cuales 500 serán destinadas a zonas industriales, para crear un tecnoparque con el aval de la Secretaría de Economía. En el resto edificarán más vivienda.
 
A su vez, el director general de Grupo Sadasi, Enrique Vainer, declaró que en Tecámac ya existían elementos positivos para el desarrollo urbano: vías de comunicación; factibilidad de servicios; y cercanía con zonas como Ecatepec, lo cual les permitiría no sólo crear vivienda, sino hacer una mezcla entre industria, comercios y servicios.
 
Dijo que desde que llegaron hace 10 años -5 años previos al nombramiento de Tecámac como Bicentenaria-, han construido un total de 80,000 casas con escuelas de todos los niveles, clínicas, mercados, centros comerciales y supermercados; casas de la tercera edad, gimnasio, jardines, áreas deportivas, etcétera.
 
Concluyó que actualmente Sadasi tiene cerca de 895,000 hectáreas en Tecámac y existe un proyecto de adquirir un mayor volumen de reserva, para construir 12,000 casas más.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.