EF RADAR
Archivo

En México, 70% de la vivienda será vertical

12 febrero 2014 4:52 Última actualización 19 abril 2013 9:36

 [Cuartoscuro] La Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra expropiará los predios que sean focos de inseguridad. 


 
Claudia Alcántara
 
 
En las reglas de operación del sector vivienda que anunciará el gobierno federal -el próximo 30 de mayo-, se determinará que 70% de la vivienda nueva que se produzca en el país sea vertical, y 30% sea horizontal, para aprovechar los servicios básicos ya instalados en las grandes ciudades.
 
 
Asimismo, para hacerse de suelo intraurbano, a través de la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett), el gobierno federal expropiará los terrenos baldíos privados que sean un foco de inseguridad e insalubridad dentro de las ciudades, y los integrará a la oferta del banco de tierra que conformará para fin habitacional, comercial, industrial e incluso agrícola.
 
 
La comisión también analizará la adquisición -mediante compra o permuta- de 6% de las 45,000 hectáreas de reserva territorial registrada por desarrolladores de vivienda ante el Registro Único de Vivienda (RUV), con vocación agrícola -sin permisos ni urbanización-, para mantener su función.
 
 
El director de la Corett, Jesús Alcántara Núñez, indicó en entrevista que revisarán en el Registro Público de la Propiedad de los estados y catastros municipales para identificar los predios -y a sus propietarios- en todo el país que sean baldíos y representen puntos de "concentración para maleantes".
 
 
El funcionario resaltó que no se trata de "llegar y decir ese terreno me gustó" y expropiarlo: la tierra debe de ser apta para el desarrollo urbano y ser, por el momento, un problema para la comunidad.
 
 
Inmobiliarias sociales
 
 
Asimismo, dijo que antes de expropiar se invitaría al propietario a que él desarrolle el terreno o lo venda o entrar a un esquema de inmobiliaria social.
 
 
Una última etapa sería la expropiación, declaró.
 
 
Expresó que en la segunda mitad del año tendrían los detalles del programa Inmobiliaria Social, el cual se ofrecerá a propietarios privados y ejidales, comunales o pequeños propietarios.
 
 
La idea es que los dueños de los terrenos se vuelvan socios del desarrollador inmobiliario y obtengan mayores beneficios, en comparación con la venta directa.
 
 
El programa consistiría en que el ejidatario, comunero o propietario privado, ponga la tierra, y el gobierno federal gestione servicios básicos y formalice el inmueble, para ofrecerlo como lote con servicios a los desarrolladores de vivienda.
 
 
Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) daría financiamiento y la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) podría dirigir su esquema de subsidios a este tipo de desarrollos sociales.
 
 
Nivel de ventas limita función
 
 
Una de las funciones que podría tener la Corett, añadió, sería absorber vía compra o permuta, la reserva territorial que no forme parte de los polígonos de desarrollo urbano que determinará la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Desarrollo Urbano.
 
 
Cerca de 2,700 hectáreas de constructores de vivienda -registradas en RUV-, no tienen permisos ni infraestructura, pues mantienen su vocación agrícola, por que se analizaría si la Corett podría tomarlos y mantenerlos así.
 
 
Para ello, dijo, será necesario transformar administrativamente y dotar a la Corett de recursos.
 
 
Detalló que la comisión tiene 600 millones de pesos de presupuesto anual de la expropiación y venta de terrenos cuando requiere casi 1,200 millones de pesos. Pedirá el presupuesto a la Secretaría de Hacienda.
 
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.