Archivo

En el DF existen al menos 1 millón 200,000 perros callejeros

12 febrero 2014 5:2 Última actualización 27 marzo 2013 7:34

[Cuartoscuro] Alrededor de 12,000 ejemplares son sacrificados cada mes; al alza, el número de animales abandonados. 


 
 
Julio César Salas
 

De acuerdo con la Secretaría de Salud local, en el Distrito Federal existen al menos un millón 200,000 perros en situación de calle; no obstante, asociaciones protectoras de animales y ONG señalan que la cifra oscila entre 2 y 3millones de canes.
 
Al respecto Patricia Ruiz, fundadora y presidente de Milagros Caninos -una asociación civil-, comentó que el número de animales abandonados crece cada día 'debido al desinterés e insensibilidad de las personas, quienes creen que un animalito es un juguete o una cosa que se puede desechar cuando envejece o sufre alguna enfermedad'.
 
Actualmente México ocupa el primer lugar en América Latina en población canina en abandono, situación que además de reflejar el alto índice de deshumanización, representa un serio problema de salud pública pues los perros callejeros son transmisores de infecciones virales, gastrointestinales, dermatológicas y respiratorias, entre otras.
 
De acuerdo con estadísticas oficiales, un perro defeca 400 gramos y orina 800 mililitros en promedio diario. Sólo en la ciudad de México las mascotas producen diariamente media tonelada de heces fecales, para sumar al año 182 toneladas.
 
"Con el calor las heces se deshidratan, se forman partículas biológicas invisibles y el viento las arrastra y las dispersa por el ambiente", señala la Secretaría de Salud del DF.
 
Esta dependencia aporta un dato más: durante el último año son atendidas 18,000 personas por mordeduras de canes, de las cuales 70 han requerido cirugía plástica reconstructiva.
 
Y, aunque las autoridades locales aclararon que desde hace 7 años no ha habido un solo caso de rabia en humanos debido a mordeduras de perro, a principios de este año 5 personas murieron en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, presuntamente por el ataque de una jauría.
 
Estrujante redada
 
En la ciudad de México existen 3 centros antirrábicos que se encargan de sacrificar 12,000 perros al mes, ya que los dueños sólo tienen 72 horas para reclamar el animal capturado mediante redadas o donaciones voluntarias; además, el espacio en dichos centros es insuficiente dado el crecimiento exponencial de maltrato y abandono animal.
 
EL FINANCIERO acompañó a un grupo de captura de la Delegación Xochimilco durante un operativo para atrapar perros callejeros.
 
Presenciar una redada en progreso es estrujante: cuerdas, botas, guantes y varas de aluminio forman parte de la indumentaria y el equipo que porta el personal. Éste, una vez que localiza a un grupo de cuadrúpedos, comienza la persecución al más puro estilo de una charreada pues lanza las sogas al cuello o a cualquier parte que pueda capturar del animal asustado.
 
Los quejidos de dolor retumban a lo largo de la calle, mientras los animales son arrastrados -entre risas y comentarios burlones de sus captores- hacia la entrada de la unidad enrejada.
 
Aquí comienza otra escena de horror, ya que los captores toman un extremo del cordel y giran en repetidas ocasiones para tomar impulso y lanzar al animal en el interior de la camioneta. Cachorros, perros viejos, enfermos o lastimados son tratados por igual.
 
Al cuestionar a los trabajadores sobre la forma en que se trata a los canes, argumentaron que tienen que usar ese método para evitar una mordida. Además, revelaron que reciben una compensación económica por los animales que llevan al antirrábico.
 
Tomás, quien forma parte del grupo de captura, señaló durante el desarrollo del operativo que esta problemática no es responsabilidad de ellos: "Nosotros estamos haciendo nuestra chamba, nada más. Las personas luego nos echan bronca, pero son ellas mismas las que nos llaman y tiran a sus perros a la calle", agregó.
 
Este maltrato tiene lugar pese a que el 31 de enero se publicó en la Gaceta Oficial el decreto por el cual se adicionaron y reformaron diversas disposiciones del Código Penal local, en el que se estipulan como delito los actos de maltrato o crueldad intencional en contra de cualquier especie animal no humana. Las sanciones incluyen cárcel de los seis meses a los cuatro años, y multas de 50 a 400 días del Salario Mínimo Vigente, dependiendo de la gravedad del daño causado.
 
Patricia Ruiz, de Milagros Caninos, puntualizó en la necesidad de elaborar campañas masivas de concientización encaminadas a la dignificación del perro: "Debemos enseñar a los niños la importancia de la vida, a cuidar y respetar a sus mascotas. La solución no es sacrificar o abandonar a los animales, tenemos que ser responsables. Hay que esterilizar y adoptar en lugar de fomentar la compra de cachorros, hay muchos animalitos que necesitan de nuestra ayuda".
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.