Archivo

Cirugías plásticas estilo Gangnam atraen a miles a Seúl

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 06 octubre 2013 8:54

 [Un doctor de JW Plastic Surgery revisa a un paciente tras una operación estética. / Bloomberg.] 


 
Bloomberg
 
Kylie Vu muestra una foto de su actriz surcoreana favorita en su iPhone y señala.

“Quiero un mentón como el de ella”, le dice a una consultora de belleza de la clínica BK Plastic Surgery en el elegante barrio de Gangnam, en Seúl.
 
Vu, de 30 años, gastó 10 mil dólares por un implante de mentón y un lifting facial después de viajar 2 mil 700 kilómetros desde Vietnam, donde administra cinco jardines de infantes.
 
La cantidad de turistas que viajan a Corea del Sur para someterse a una cirugía plástica aumentó más de cinco veces desde 2009 a 15 mil 428 el año pasado, informa el Ministerio de Salud.
 
Muchos, como Vu, visitan el llamado cinturón de belleza de cientos de clínicas que rodean las estaciones de metro de Gangnam, lugar donde estaba ambientado el video de “Gangnam Style” del cantante surcoreano Psy.
 
La tendencia está contribuyendo con el plan del gobierno de sumar unos 20 mil empleos, en su mayoría enfermeras e intérpretes, en la industria del turismo médico en los próximos cuatro años.
 
En BK Plastic Surgery, ubicada en un edificio de quince pisos con otras clínicas, 16 cirujanos cuentan con el apoyo de 30 intérpretes que hablan idiomas como el japonés, el mandarín, el cantonés y el vietnamita.
 
“El viaje vale la pena”, dijo Vu mientras se preparaba para someterse a una cirugía para la cual tomó como modelo a Kim Tae Hee, la imagen de la publicidad de heladeras de LG Electronics Inc. y protagonista de “Love Story in Harvard”, un drama coreano.
 
“La cirugía de Corea del Sur tiene fama de ser la mejor del mundo”, señala Vu.
 
 
Demanda impresionante
 
La cantidad de extranjeros que se operan ha aumentado conforme crece la aceptación de la industria en el país, dijo en una entrevista Kim Byung Gun, titular de BK Plastic Surgery.
 
El 32 por ciento de los consultados para una encuesta que realizó el gobierno municipal de Seúl en 2011 dijeron que estaban dispuestos a someterse a una cirugía plástica, frente a 21.5 por ciento de los entrevistados en 2009.
 
“Tengo pacientes de China y Japón desde fines de la década de 1990”, señaló Kim. “El número ha crecido más rápidamente desde entonces debido a la impresionante demanda de cirugía estética de los coreanos”.
 
Calcular las dimensiones de la industria es difícil porque el seguro nacional de salud de Corea del Sur no cubre la cirugía estética.
 
En 2011, se practicaron en el país un total de 649 mil 938 procedimientos cosméticos, según la Sociedad Internacional de Cirugía Estética, lo que equivale a 13 operaciones por cada mil personas, la cifra más elevada del mundo.
 
El gobierno participó en la promoción de la industria en el exterior, mientras que las clínicas más grandes también empezaron a adecuar los paquetes para los extranjeros, según Seul Chul Hwan, responsable de JW Plastic Surgery de Gangnam, que tiene diez consultores que pueden comunicarse en inglés, mandarín, ruso, tailandés, vietnamita e indonesio.
Alrededor del 3l al 40 por ciento de los pacientes de JW vienen de otros países, dijo Seul en una entrevista.