Archivo

Activan alerta por robo de camioneta del IMSS con material radioactivo

06 febrero 2014 7:1 Última actualización 03 diciembre 2013 12:9

 
Eulalio Victoria
 
CUAUTITLÁN IZCALLI.- La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias (CNSNS) activó la alerta nacional, estatal y municipal con el fin de localizar una camioneta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que transportaba equipo médico de teleterapia con contenido radioactivo de baja intensidad robada ayer en la comunidad de San Francisco Tepojaco.
 
El ilícito ocurrió cuando varios individuos armados despojaron a trabajadores del Instituto del vehículo oficial mientras cargaban gasolina en los límites de Cuautitlán Izcalli y Nicolás Romero.
 
La camioneta transportaba equipo en desuso de teleterapia con contenido radiactivo y se dirigía al Centro de Almacenamiento de Desechos Radioactivos Maquixco, un almacén de residuos nucleares que se encuentra en el municipio de San Juan Teotihuacán, localizado en el kilómetro 18.5 de la carretera Tizayuca-Otumba, donde hay sepultados alrededor de mil 418 metros cúbicos de desechos radiactivos.
 
"El vehículo, donde se transportaba el equipo de Teleterapia, es un Volkswagen Worker, de 2.5 toneladas, color blanco, placas 726-DT-8, que cuenta con una plataforma con grúa integrada", informó el Instituto en un comunicado.
 
Autoridades de la Comisión informaron que la fuente radiactiva que se encuentra al interior de este equipo médico está debidamente blindada y no representa riesgo alguno, siempre y cuando no fracturen o alteren su cabezal, por lo que exhortan a quienes tengan en su poder o encuentren el equipo a no abrirlo ni dañarlo, dado que, en dichos casos, puede producir severas afectaciones a la salud.


"Las personas que tengan alguna información al respecto deberán notificarlo de inmediato a las autoridades más cercanas o a los teléfonos 044-55-9199-5776, 044-55-5415-2918 y 01-800-00-413-00", señaló el IMSS.
 
El centro de hacinamiento de material radiactivo cuenta con una superficie de entre 18 y 20 hectáreas y se ubica cerca de los pueblos de San Juan Teacalco y Santa María Maquixco.
 
De 1970 a 1989 se depositaron inicialmente 96 toneladas de varilla contaminada con cobalto 60, mineral de uranio y otras sustancias químicas procedentes de Pachuca y Ciudad Juárez, Chihuahua.
 
Pobladores de la zona agrupados en el Frente del Pueblo en Defensa del Agua y la Tierra han exigido el cierre de este cementerio nuclear desde 2010, por considerar que la salud de sus familias corre peligro.