AFTEROFFICE
culturas

Voces por Oaxaca

Susana Harp y Fenando de la Mora ofrecen un concierto en apoyo a la escuela musical mixe. Estas dos grandes voces se unen en una presentación el 3 de julio en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris con el objetivo de recaudar fondos para el Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (CECAM).
Del CECAM han egresado músicos de trayectoria internacional y miembros de importantes orquestas del país. (Cortesía)

Del CECAM han egresado músicos de trayectoria internacional y miembros de importantes orquestas del país. (Cortesía)

Que los recursos públicos no lleguen bien a su destino ya no es noticia en México. Lo que sí es novedad es que dos grandes voces se unan para hacer lo que, en teoría, le corresponde al gobierno. Susana Harp y Fernando de la Mora ofrecerán una presentación el próximo 3 de julio en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris con el objetivo de recaudar fondos para el Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (CECAM), una escuela enclavada en el corazón de la Sierra Mixe que, a lo largo de sus casi cuatro décadas de historia, ha sufrido una larga cadena de recortes e injusticias.

La escuela se ubica en el municipio de Santa María Tlahuitoltepec, donde el 48 por ciento de la población vive en pobreza extrema, según datos del Inegi. Sus estudiantes –la mayoría niños y jóvenes– han estado presentes en la vida pública nacional de una u otra manera. Fueron ellos quienes entonaron el Himno Nacional durante el Gran Premio de México de la Fórmula Uno, el año pasado. También fueron ellos los que le cantaron al Papa Francisco cuando visitó San Cristóbal de las Casas. “Es increíble: cuando hay eventos grandes, ahí sí llaman a los niños de Tlahuitoltepec. Siempre están presentes y siempre están olvidados”, lamenta la intérprete.

Ni De la Mora ni Harp pudieron permanecer indiferentes ante tanta iniquidad. Por eso decidieron organizar este concierto, que promete ser una velada única, pues aún hay más invitados: el pianista de jazz Héctor Infanzón, la flautista Concepción Hernández y el trompetista Mauro Kuxy; todos acompañados por la Banda Filarmónica del Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe.

TALENTO A FAVOR DE TALENTO
FERNANDO DE LA MORA
El tenor mexicano ha destacado en la ópera internacional y también como intérprete de canción latinoamericana y mariachi.

SUSANA HARP
Ha dedicado su carrera al rescate y difusión de las músicas tradicionales, principalmente de México.

HÉCTOR INFANZÓN
El pianista más reconocido de la escena jazzística nacional se ha distinguido por la fusión de elementos latinos en sus composiciones.

“Los apoyos federales y estatales no han llegado. Y los que sí, han caído a cuentagotas. Es importante mencionar que no se trata de cualquier escuela: es la única en su tipo que forma músicos para bandas filarmónicas, las cuales representan un formato muy importante en el estado. Tiene 39 años de vida y ninguna institución gubernamental le ha otorgado un techo financiero ni legal. Los chavos salen de ahí sin ningún título que los respalde”, comenta Harp.


De hecho, del CECAM egresaron dos de los solistas que tocarán en el concierto: Concepción Hernández y Mauro Kuxy, quienes tuvieron que rehacer sus estudios básicos para ser aceptados en otras universidades. Hoy Hernández es primera flauta de la Orquesta Sinfónica Nacional y Kuxy se convirtió hace poco en el primer mexicano en graduarse como concertista en el Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza de París.

“El CECAM es una escuela que necesita del apoyo de la sociedad; es el resultado de un gran esfuerzo comunitario. Con todas estas historias de las campañas electorales, la institución necesita financiamiento para concluir su ciclo y comenzar el otro”, señala Harp, quien desde hace varios años se ha dedicado al estudio de las expresiones culturales de Oaxaca.

TODOS CONTRA EL PLAGIO
El concierto en realidad forma parte de un proyecto mucho más grande llamado 1,2,3 por Tlahuitoltepec, en el cual también se busca defender a las artesanas oaxaqueñas cuyos huipiles fueron plagiados por dos empresas francesas: Antik Batik e Isabel Marant.

Ambas firmas se enredaron en un pleito legal que duró varios meses. Sin embargo, la corte francesa determinó en diciembre pasado que ninguna de las dos tenía los derechos de autor de la prenda.

“Es increíble que se haya asumido que el diseño pertenece a Santa María Tlahuitoltepec, pero hasta ahora la comunidad sigue sin recibir noticias ni ser tomada en cuenta. Por eso traeremos a la Ciudad de México a estas mujeres oaxaqueñas que bordan sus blusas desde hace décadas. Porque además no es que los diseños franceses se parezcan: ¡es que son idénticos!”, dice la cantante.

“Hace unos días hubo una declaración de Nuvia Mayorga, directora de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, en la que se afirma que la comunidad había dado el permiso, pero no es verdad. En Tlahuitoltepec nadie conoce a ninguna autoridad que lo haya otorgado ni a Isabel Marant ni a ninguna otra diseñadora para reproducir este huipil, que ellas vendían en 360 dólares y nuestras mujeres en 360 pesos. Y que además se maquilaban en la India”.

Del 1 al 3 de julio, los capitalinos podrán comprar la prenda original en el Museo Memoria y Tolerancia y el Museo de Culturas Populares. A las tres de la tarde del domingo se realizará la toma de una fotografía en el Hemiciclo a Juárez –todos con su blusa puesta– y a las seis dará inicio el concierto.