AFTEROFFICE
reflector

Un paseo por la casa de Pedro Infante en Mérida

A 58 años de la muerte de Pedro Infante, realizamos un recorrido por la exresidencia del actor en esta ciudad, que ahora alberga al hotel Boulevard Infante, en donde los huéspedes tienen la oportunidad de conocer algunos espacios y objetos íntimos que pertenecieron al llamado Ídolo de México.
Yoisi Moguel / corresponsal
15 abril 2015 19:59 Última actualización 15 abril 2015 20:0
Entrar a esta casa es tratar de revivir y atar cavos de muchas historias recopiladas por los vecinos. (Yoisi Moguel)

Entrar a esta casa es tratar de revivir y atar cavos de muchas historias recopiladas por los vecinos. (Yoisi Moguel)

MÉRIDA, Yucatán.- A 58 años de la muerte de Pedro Infante, realizamos un recorrido por la exresidencia del actor en esta ciudad, que ahora alberga al hotel Boulevard Infante, en donde los huéspedes tienen la oportunidad de conocer algunos espacios y objetos íntimos que pertenecieron al llamado Ídolo de México.

Ubicada en la avenida Aviación y calle 73 de la capital yucateca, la casa en donde pasaba momentos de descanso, conserva algunos artículos del actor nacido en Sinaloa, quien en sus tiempos libres solía llegar a Mérida para convivir con sus vecinos y la comunidad en general.

A pesar de que con el paso del tiempo el inmueble ha sido remodelado, aún conserva gran parte de su arquitectura original, y el toque característico del popular actor, como el área de la piscina, el bar, el salón de reuniones y la cochera, en estos dos últimos espacios se encuentra una galería que está abierta al público relacionada con objetos pertenecientes a Pedro Infante.

Entrar a esta casa es tratar de revivir y atar cavos de muchas historias recopiladas por los vecinos, que conocieron de niños al actor y otras contadas por sus padres, quienes convivieron con el sinaloense en algún momento.

La encargada de la galería Pedro Infante, Bekina Fernández, destacó que actualmente recibe a muchos visitantes nacionales que llegan atraídos por conocer el lugar de descanso del actor más popular y querido de nuestro país. En esa casa también fue velado luego del trágico accidente aéreo en donde perdió la vida.

En el costado derecho de la piscina, que es la misma en donde nadó Pedro Infante y sus hijos, se encuentra el salón de reuniones, en donde se conserva la televisión del cantante, sombreros, cinturones, teléfono, silla de grabación y fotografías de su carrera artística y de su trágica muerte.

Cada año, resalta Fernández, en esta casa se dan cita artistas locales, así como el club de motociclistas de Yucatán, del cual formó parte. Esta reunión se realiza en vísperas del aniversario luctuoso que se cumplen hoy 15 de abril. Los vecinos recuerdan que una noche antes de morir, Pedro Infante hizo una reunión con algunos amigos, para verlos antes de partir rumbo a Chetumal.

Unos días antes del trágico accidente que le quitó la vida, convivió con sus hijos Lupita y Pedro Infante Torrentera, quienes pasaban días de descanso en Mérida, e incluso usando la ropa típica de Yucatán, como se observa en una de las fotos que se exhibe en la galería.

Se dice que luego de su muerte la casa fue saqueada, pues la mayoría de las pertenencias del actor desaparecieron. En ese saqueo también se llevaron los carros, así como su moto preferida, una Harley Davidson de la que sólo hay una más en México.

Entre las anécdotas más recordadas, se veía entrar y salir a artistas famosas y a guapas desconocidas de la casa, pero como se trataba del amigo Pedro Infante se guardaba el secreto, al grado de que cuando alguna de las invitadas del actor preguntaba si habían visto a otras mujeres por ahí, los vecinos lo negaban. A cambio, Pedro Infante retribuía esa fidelidad cantando en las fiestas en que era invitado.