AFTEROFFICE
DEPORTES

Un Mundial desde las favelas

Según datos del propio gobierno brasileño, la oferta hotelera en Río de Janeiro no será suficiente para albergar a todos los turistas durante el Mundial. Es por ello que las favelas - lugares pobres y marginados - podrían fungir como posibles destinos turísticos.
Bloomberg
16 abril 2014 15:10 Última actualización 16 abril 2014 17:32
Barrio La Rocinha, en la favela de Vidigal. (Reuters)

Así se ve Río desde el Mirador del Barrio La Rocinha, en la favela de Vidigal. (Reuters)

RÍO DE JANEIRO.-  Las favelas son los asentamientos irregulares donde habita la gente pobre de Brasil. Suelen ser lugares peligrosos en los que el tráfico de armas y drogas es el negocio principal. En estos montes, los servicios básicos (drenaje, agua, luz y gas) son deficientes. Geográficamente, una favela debería ser inhabitable, pero de una u otra forma miles de brasileños han sabido adaptarse al terreno precario y la pobreza apabullante.

Arriba, en las favelas, la vida es distinta a la que se vive abajo, en la zona turística de Río de Janeiro, donde se desarrollarán muchas de las actividades del próximo Mundial que comenzará el próximo 12 de junio. 

Sin embargo, los habitantes de las favelas no piensan desaprovechar la oportunidad de albergar el evento deportivo más grande del mundo. Mucha gente del barrio está optando por rentar sus pequeños cuartos a turistas que viajan con poco dinero en el bolsillo.

1
 

 

Favela (Reuters)

Dembore Silva, un joven de 26 años de edad, planea alquilar su hogar. Los clientes - dice - no le harán falta. Espera recolectar 4 mil reales (unos mil 700 dólares) de la renta que cobrará a los turistas que se animen a vivir unos días en su favela, la cual es resguardada por las tropas federales para evitar ataques terroristas de las bandas de narcotraficantes que ahí habitan. 

Hace seis años, el gobierno de Río de Janeiro inició una estrategia para abatir a las bandas criminales de las favelas e imponer la ley. 

Sin embargo, el esfuerzo gubernamental se ha quedado sólo en las palabras y el papel. Aunque ha disminuido el número de homicidios, aún se siguen registrando enfrentamientos entre policías y narcotraficantes. En los meses anteriores cinco oficiales fueron asesinados y algunos puestos de avanzada fueron incendiados. 

1
 

 

Favela en Río de Janeiro. (AP)
1
 

 

Favela en Río de Janeiro. (AP)


No obstante la inseguridad latente, los habitantes de las favelas insisten en rentar sus cuartos a los miles de turistas que viajarán a Río de Janeiro para disfrutar del Mundial.

"Voy a estar fuera de mi apartamento durante la Copa del Mundo, pero mi bolsillo va a ser tan feliz...", comentó Silva, quien se gana la vida guiando a los turistas por los alrededores de los barrios pobres.

Mensualmente, Silva gana mil 500 reales, una cifra muy inferior a la que planea ganar por la renta de su humilde casa: más de 4 mil reales (unos 2 mil dólares).

Los primeros billetes que reciba los usará para comprarse una motocicleta, la cual, dice, le ayudará a transportar a los turistas hacia un barrio situado justo en la cima de la favela, desde donde se pueden ver las playas de Río de Janeiro, una ciudad con 70 mil habitantes.

Según información de las autoridades turísticas brasileñas, la mitad de las 600 mil personas que visitarán Brasil durante la Copa del Mundo viajarán a Río. Sin embargo, en la ciudad sólo hay 55 mil 400 plazas hoteleras, lo cual indica que habrá poco más de 240 mil turistas sin un lugar adonde llegar. Algunos de ellos optarán por la renta de condominios, departamentos y casas en los asentamientos regulares de la ciudad, sin embargo, muchos otros no tendrán opción y deberán trasladarse a una favela para poder pasar la noche.

Para los empresarios del sector turismo de Río, las favelas son lugares cuyo atractivo turístico es nulo. "La falta de transporte formal, restaurantes y tiendas mantendrá a la mayoría de los visitantes fuera de estos barrios", afirmó Marcelo Haddad, director de la agencia de promoción de inversiones Rio Negocios.

"No me puedo imaginar una audiencia promedio de la Copa Mundial visitando la Rocinha, no tiene nada que ofrecer", dijo.

1
 

 

Miradores improvisados en las favelas. (Reuters)
1
 

 

Contrastes: zona turística y favelas en Río de Janeiro. (Reuters)


SITIOS MARGINADOS

Las favelas de Río son el hogar de 1.4 millones de personas (casi toda la población de Iztapalapa), las cuales representan el 22 por ciento de la población de la ciudad, según el censo de 2010.

Silva, el joven que rentará su hogar en el barrio La Rocinha, vivirá con su novia durante la Copa del Mundo, pero él no es el único residente de la favela que intenta sacar provecho del evento deportivo. Como él, hay cientos que ya planean hacer negocio.

En casa de Silva, los huéspedes tendrán que lidiar con varias escaleras empinadas antes de llegar al callejón estrecho que es el hogar de su edificio de tres pisos, donde tiene el apartamento de arriba. En el interior, el mobiliario es básico: una cama doble en la pieza central de una habitación de paredes color rojo y verde.

Silva asegura que desde su terraza se tiene una vista espectacular de la ciudad y el mar de Río de Janeiro, sobre todo en la zona conocida como "Ropa Sucia", un barrio de La Rocinha que sigue siendo un famoso bastión de las pandillas del crimen organizado.

Incluso con la policía presente, el sonido de los disparos todavía crepita en ocasiones a través de la red de callejuelas estrechas y empinadas que conforman los barrios.

Silva -quien tiene tatuadas en su cuello las palabras "Perdóneme por mis pecados"- dice que La Rocinha es más segura para los turistas que las costosas Ipanema y Leblon, donde la mayoría de los principales hoteles de la ciudad están ubicados.

Una residencia de tres dormitorios en Leblon, el barrio más exclusivo de Río de Janeiro, vale un promedio de 3 mil 500 reales por día durante el Mundial, según el consejo regional de corretaje de bienes raíces de Río, llamado Creci.

1
 

 

Operativos en las favelas de Río de Janeiro. (AP)
1
 

 

Inseguridad en Río de Janeiro. (AP)
1
 

 

Favelas. (Reuters)

 

1
LAS FAVELAS EN EL CINE

 

Si quieres conocer más acerca de las bandas del crimen organizado que operan en las favelas de Río de Janeiro, te recomendamos ver la película "Tropa de élite", dirigida por el cineasta brasileño José Padilha y protagonizada por el actor Wagner Moura.

La cinta narra la historia de un oficial del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE), una tropa perteneciente a la policía militar que se encarga de combatir el trasiego de drogas y armas en la ciudad de Río de Janeiro, principalmente en las favelas. 

Este grupo  - que sí existe en la vida real - es entrenado con las mejores técnicas militares utilizadas por las brigadas especiales de todo el mundo. 

Aquí te compartimos el trailer: