AFTEROFFICE
buena vida

¡Todos a bordo!

La experiencia de vacacionar en un crucero con todos los lujos y actividades es un placer que puedes darte, incluso, para recibir el 2018.
Lizbeth Hernández
05 octubre 2017 22:39 Última actualización 06 octubre 2017 5:0
cruceros

(Cortesía)

Los cruceros se han convertido en verdaderas ciudades flotantes. Además de cómodas habitaciones, albercas, tiendas, restaurantes, bares y teatros, actualmente cuentan –incluso– con áreas verdes, desde las que usted puede disfrutar de un picnic con vista al mar.

“Ese es el principal atractivo de los barcos de la clase Solstice. Tienen cabañas para comer una buena carne al grill, concepto ideales para fomentar la convivencia familiar o con amigos”, afirma Manlio Carpizo, director comercial de Royal Caribbean, operador de la marca de lujo Celebrity Cruises.

La línea se caracteriza por ofrecer amenidades modernas, con las que todos los integrantes de una familia tienen acceso a actividades y divertimentos pensados para ellos. Los adolescentes pueden jugar Xbox en acogedores puffs; las mamás disfrutar de las bondades del spa Canyon Ranch, con una gama de 20 tratamientos distintos para escoger; y los papás asistir a catas de vinos o relajarse en la compañía de un buen libro en la biblioteca.

1
 

 

crucero


Las tardes son para convivir bajo las estrellas, disfrutar de una proyección cinematográfica al aire libre y degustar una merienda diseñada especialmente para la película seleccionada.

“Para la época decembrina se tienen previstas actividades adicionales, como decorar casas de jengibre y galletas, tardes de villancicos y las tradicionales nevadas en pleno Mar Caribe”, agrega Carpizo, sobre la experiencia de viajar a finales de año en cualquiera de los barcos de esa flota que tiene rutas en Costa Rica, Panamá, Islas Caimán, Colombia, St. Thomas, St. Lucia y Barbados.

La decoración de las embarcaciones está pensada para relajarse. Acondicionadas con mobiliario vanguardista y elegante, algunas habitaciones incluyen veranda, un balcón privado desde donde se puede apreciar mejor los atardeceres con una copa del vino de su elección en la mano.

1
 

 

Crucero


Para quien busque una experiencia lujosa la recomendación son las suites que incluyen espacios amplios, regaderas voladas protegidas con cristales, acceso a restaurantes privados y servicio personalizado las 24 horas del día. La estancia en una habitación de esas características tiene un precio aproximado –por alrededor de 10 noches–, de 60 mil pesos por persona, en un recorrido por distintos puntos del Caribe.

“Nunca había sido tan accesible un crucero de lujo. Hay opciones desde 20 mil pesos por persona con todo incluido. Lo mejor de hacer un viaje de estas características es que se conocen muchos lugares, todos los gastos de alimentación y hospedaje ya están incluidos”, explica Carpizo.

1
 

 

crucero


DE ESTRENO

En diciembre de 2018 surcará los mares un nuevo crucero, The Edge, mismo que promete reinventar los esquemas del lujo. Incluye cabinas más amplias de lo normal, con balcones retractiles a gusto del cliente.

“Ese mismo concepto se replica en una plataforma volada con la que no sólo se podrá acercar a los usuarios a tierra, sino que también funciona como un área extra del barco en la que se puede convivir a 13 pisos sobre el nivel del mar”, comenta Carpizo.

El concepto también incluye un jardín de tres pisos de altura que se llama Edén, con el que se pretende simular un jardín terrestre, con la diferencia de que éste flota a mar abierto.

El primer viaje que realizará este crucero será por el Mar Caribe. Si  deseas ser de los primeros en subir consulta la disponibilidad en www.celebritycruises.com.mx.