AFTEROFFICE
CULTURAS

Teatro mexicano, de luto: muere Raúl Zermeño

Raúl Zermeño era director escénico de la Compañía Nacional de Teatro de México y de la Compañía Universitaria de Teatro. Durante su carrera, formó a decenas generaciones de actores.
Notimex
04 octubre 2014 18:23 Última actualización 04 octubre 2014 19:22
Raúl Zermeño

Raúl Zermeño fue un ícono en el teatro mexicano. (Tomada de Twitter)

A la edad de 76 años, el director teatral, actor, docente y funcionario académico Raúl Zermeño Saucedo murió en la Ciudad de México, informó este sábado el presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa.

Los restos del fundador de la Facultad de Teatro de la Universidad Veracruzana están siendo velados en una reconocida funeraria de Félix Cuevas.

Su último trabajo como adaptador es “Dos Mujeres”, que a cargo de Ofelia Medina y Paola Medina hace temporada en el Círculo Teatral.

FIEL MAESTRO DEL TEATRO NACIONAL


Considerado una figura imprescindible en el mundo de la escena dramática, Raúl Zermeño, quien murió ayer, fue director escénico de la Compañía Nacional de Teatro de México y de la Compañía Universitaria de Teatro.

Se desempeñó, además, como director del Centro Universitario de Teatro de la UNAM, coordinador de la Licenciatura en Arte Dramático de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) y catedrático en la Escuela Nacional de Arte Teatral.

Formó a muchas generaciones de actores, a quienes dio cátedra en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), en el Centro Universitario de Teatro de la UNAM y en la Escuela Nacional de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

A lo largo de su trayectoria obtuvo múltiples reconocimientos, entre ellos la Medalla Xavier Villaurrutia 2013, que le fue entregada en la 34 Muestra Nacional de Teatro. Además, fundó la primera Licenciatura en Teatro en Latinoamérica.

Zermeño consideraba que el teatro es una expresión artística que representa la concepción que se tiene del ser, para el ser y por el ser mismo, a veces de manera viva y otras, por esos diversos medios o lenguajes que el mismo hombre ha creado y ha sabido desarrollar a través de los siglos.

De acuerdo con el artista, sus motivos para hacer teatro son: “Porque amo la ficción. / Que me hace amar la realidad. / Que fundo en la ficción / yo soy más yo en la ficción, / y accedo pleno a la realidad. / Realidad y ficción se funden, / no se confunden en mí; / se realizan y me realizan”.