AFTEROFFICE
Sibarita

Siete cosas a evitar en un restaurante de cortes de carne 

La gente piensa que el comportamiento adecuado en un restaurante es evidente por sí solo, pero esto no siempre es así, por ello tomen en cuenta estas siete reglas de Josh Capon, chef y copropietario del Bowery Meat.
Bloomberg 
30 septiembre 2016 18:23 Última actualización 02 octubre 2016 5:0
En cualquier asador de calidad, no tiene que pensárselo dos veces para comprobar la carne antes de que sea cocinada.

En cualquier asador de calidad, no tiene que pensárselo dos veces para comprobar la carne antes de que sea cocinada. (Tomada de Bowery Meat Company)

Por supuesto, usted sabe cómo comportarse en el asador.

Aunque no es como la demo del cinturón de seguridad en un avión, la gente piensa que el comportamiento adecuado en un restaurante es evidente por sí solo.

No necesariamente, dijo Josh Capon, chef y copropietario del siempre lleno Bowery Meat Company, en el centro de Manhattan. Él ha elaborado una importante lista de qué hacer y no hacer en su restaurante.

1. No entre en mi asador, solicite un corte y diga luego que están tardando mucho.

De hecho, no entre en ningún restaurante sin pedir un aperitivo. Se necesita tiempo para cocinar un espléndido corte de carne. Si son dos personas, compartan un aperitivo. Ha estado en un restaurante antes y sabe cómo funciona una cocina. Incluso si lo que pidió fue pescado, hay que dar tiempo al chef para sacarlo de la nevera y prepararlo.

Esto es especialmente cierto si usted está en mi restaurante y ordenó una carne de vacuno de 16, 20 o 40 onzas. Estoy cocinando la carne expresamente para usted. Deme un poco de tiempo para hacer las cosas bien.

2. No se llene con aperitivos antes de que el espléndido filete llegue a su mesa.

La otra cara de la regla número 1: No hay casi nada en el menú Bowery Meat Company más allá de los platos principales que vayan a matarle. Aviso, no estoy haciendo una enorme porción de ensalada llena de queso azul y tocino. Tampoco hay sopa de cebolla francesa. Sirvo sashimi y rebanadas de coliflor y una ensalada de granja. Demasiadas veces he estado en un asador, y en el momento de llegar la carne, estoy a punto de explotar.

3. Trate el corte con respeto.

Por favor pruébela antes de coger la sal o bañarla en salsa para carne. En BMC, usamos el 1 por ciento superior de la carne de res del país; estamos cocinando realmente bien y sazonando a la perfección. Hacemos nuestra salsa para carne y la salsa Romesco que va con el entrecot Tomahawk, la salsa verde con la costilla de res. Mis salsas son buenas, pero queremos que sienta el sabor de la carne.

4. Corte la carne por el medio para comprobar que está bien cocinada.

Por favor, por favor y por favor, cuando llegue su carne, córtela por la mitad para comprobar la temperatura. No corte un pequeño trozo del final y me diga que está demasiado cocinada. Iré a su mesa y cortaré la carne por el medio y se lo enseñaré. Quiero decir que el cliente siempre tiene la razón ... pero no siempre.

5. No tenga miedo de llevarse las sobras a casa

Especialmente si usted pide un enorme corte, pida que le empaquen esas sobras. Le prometo que, sobre todo los fines de semana, si dora un par de rebanadas de T-bone o de lomo de Nueva York tendrá un gran desayuno y será el héroe. Haga un sándwich, un poco de papa hash, o simplemente cómalo al natural. Es carne de primera, y no debe ser desperdiciada.

6. Pida ver la carne que usted está ordenando.

En cualquier asador de calidad, no tiene que pensárselo dos veces para comprobar la carne antes de que sea cocinada. No todo el mundo sabe cuál es el corte Tomahawk o una côte de boeuf. Además, querrá ver el color rojo brillante, las vetas, el espesor. Estos son cortes caros, que cuestan alrededor de US$150. Así que no tenga miedo de preguntar por ellos.

7. Solicite el corte a la temperatura que desee. De Verdad.

No se avergüence de pedir un corte término medio o más de medio. No deje que una mesa llena de gente que piensa que son expertos le diga que tiene que comerse la carne cruda. Se puede comer mi carne bien hecha. Puedo comer un corte bien hecho. No hay juicios aquí.