AFTEROFFICE
culturas

Satyarthi y Malala ganan el Nobel de la Paz por su labor a favor de los niños

Por su lucha contra la represión de los niños y los jóvenes y el derecho de todos a recibir educación, la adolescente paquistaní Malala Yusafzai, y Kailash Satyarthi, de India, fueron elegidos por el Comité noruego para recibir el Nobel de la Paz.
Agencias
10 octubre 2014 7:32 Última actualización 10 octubre 2014 12:0
Malala Yusafzai y Kailash Satyarthi, Premio Nobel de la Paz 2014

El Comité "considera un punto importante para un hindú y una musulmana, un indio y una paquistaní, unirse en una lucha común por la educación y contra el extremismo". El presidente del Comité Noruego del Nobel, Thorbjorn Jagland, muestra las fotos de los ganadores. (AP)

OSLO, Noruega.- Los activistas por los derechos de los niños Malala Yusafzai, de Pakistán, y Kailash Satyarthi, de India, fueron reconocidos el viernes con el Premio Nobel de la Paz.

El comité noruego del Premio Nobel destacó de ambos "su lucha contra la represión de los niños y los jóvenes y el derecho de todos los niños a recibir educación".

Yusafzai, que ahora tiene 17 años, es la ganadora de un Nobel más joven de la historia. Hace dos años, cuando era una estudiante y activista por la educación en Pakistán fue herida en la cabeza por un talibán armado.







Antes el ganador más joven era el científico británico de origen australiano Lawrence Bragg, que tenía 25 años cuando compartió el premio Nobel con su padre en 1915. (Reporte de Balazs Koranyi. Editado en español por Rodrigo Charme).

El otro galardonado, Satyarthi, de 60 años, ha mantenido la tradición de Mahatma Gandhi y dirigió diversas formas de protesta pacíficas "centrándose en la grave explotación de los niños con fines económicos", dijo el Comité de los Nobel.

El premio se da a conocer en un momento de fuertes hostilidades entre India y Pakistán a lo largo de la frontera de la disputada región de mayoría musulmana de Cachemira, en los peores enfrentamientos en más de una década entre dos países rivales que poseen armas nucleares.

Por ello, el Comité informó que "considera un punto importante para un hindú y una musulmana, un indio y una paquistaní, unirse en una lucha común por la educación y contra el extremismo".

Malala tenía apenas 11 años cuando comenzó a hacer campaña en favor de la educación de las niñas, hablando en entrevistas en televisión. Los talibanes habían invadido su ciudad natal, Mingora, aterrorizando a los residentes, amenazando con volar escuelas femeninas y ordenando a profesoras y estudiantes a vestir burkas que las cubrían completamente.

El 9 de octubre de 2012 resultó herida de gravedad cuando un talibán armado abordó su autobús escolar y le disparó en la cabeza. Sobrevivió gracias a la suerte— la bala no entró en su cerebro— y a la rápida intervención de médicos británicos que estaban de visita en Pakistán.

Voló a Gran Bretaña para recibir tratamiento especializado en el hospital Queen Elizabeth de Birmingham, donde se sometió a numerosas operaciones, pero logró recuperarse.

Malala vive actualmente con su padre, su madre y dos hermanos en la ciudad inglesa de Birmingham, en donde asiste a una escuela local. En estos años ha recibido una lluvia de galardones de derechos humanos, incluyendo el premio Sajarov del Parlamento Europeo.

Satyarthi ha estado al frente de un movimiento global para terminar con la esclavitud y la explotación laboral infantil desde 1980 cuando abandonó su carrera como ingeniero eléctrico.

Como activista de base, ha encabezado el rescate de decenas de miles de niños esclavos y desarrolló un exitoso modelo para su educación u rehabilitación.

"Es un honor (recibir el premio) por todos aquellos niños que aún sufren la esclavitud, la servidumbre y la trata (de personas)", dijo Satyarthi al canal de noticias CNN-IBN después de enterarse de que había ganado el Nobel de la Paz.

En un reciente editorial, Satyarthi reportó que datos de organizaciones no gubernamentales indican que los niños que trabajan podrían rondar los 60 millones en India, 6.0 por ciento de la población total.

"Los niños son empleados no sólo a causa de la pobreza de los padres, el analfabetismo, la ignorancia, la falta de programas de desarrollo y de educación, sino esencialmente al hecho de que los empleadores se benefician enormemente del trabajo infantil, ya que los niños se presentan como la opción más barata", escribió.

El fundador de los Premios Nobel, el industrial sueco Alfred Nobel, dijo que el Comité debía conceder los galardones a "la persona que haya realizado el mayor o el mejor trabajo para la fraternidad entre naciones, por la abolición o reducción de los enfrentamientos armados y para celebrar y promover congresos por la paz".

El Comité ha interpretado estas instrucciones de forma diferente a lo largo de los años, ampliado el concepto de trabajo por la paz para incluir los esfuerzos para mejorar los derechos humanos, luchar contra la pobreza y mejorar el medio ambiente.

"La lucha contra la represión y por los derechos de todos los niños y adolescentes contribuye a la realización de la 'fraternidad entre naciones' que Alfred Nobel menciona en su testamento", dijo el Comité.

Los premios Nobel de Medicina, Química, Física y Literatura fueron anunciados antes esta semana. El de Economía se dará a conocer el lunes.

Con información de Reuters y AP.