AFTEROFFICE
deportes

San Felipe, BC, se convierte en semillero de remeros mexicanos

Los resultados demuestran que el remo bajacaliforniano es el mejor: en la pasada Olimpiada Nacional, el equipo de San Felipe conquistó una presea en cada una de las 26 categorías. Alexis López ahora buscará su pase a los Juegos Olímpicos de Río 2016.
“San Felipe tiene las condiciones climáticas ideales para el remo", sostiene César Osuna, director del Instituto del Deportes y Cultura Física de Baja California. (Cortesía)

“San Felipe tiene las condiciones climáticas ideales para el remo", sostiene César Osuna, director del Instituto del Deportes y Cultura Física de Baja California. (Cortesía)

Con recursos estatales y muy poco apoyo de la Federación Mexicana de Remo, el puerto bajacaliforniano de San Felipe se ha convertido en un semillero de jóvenes remeros. Alexis López es uno de ellos. A sus 17 años es el mejor mexicano de la especialidad. Quedó en el cuarto lugar del Campeonato Mundial Junior y se colgó el oro en los Panamericanos de Toronto 2015 junto con su compañero Alan Armenta. A partir del 30 de agosto buscará su boleto a los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el Campeonato Mundial de Remo Senior, que se celebrará hasta el 6 de septiembre en Aiguebelette, Francia.

López es el resultado de casi una década de proyectos deportivos y educativos en una comunidad pesquera que rebasa apenas los 16 mil habitantes, asegura Saúl Castro, director del Instituto del Deporte y Cultura Física de Baja California (INDEBC).

El remo se ha posicionado como uno de los deportes favoritos del pueblo. Hoy 100 remeros entrenan de manera profesional en el Centro de Alto Rendimiento que, según Castro, contó con una inversión de 70 millones de pesos.

“Le hemos dado un seguimiento científico a nuestros atletas. Han sido años de trabajo. En San Felipe los remeros se levantan a las cuatro de la mañana para entrenar en el mar, se van a la escuela, regresan al agua y después tienen sesión en el gimnasio. No hay descanso”, comenta César Osuna, director de Alto Nivel de Competencia del INDEBC.

Los resultados demuestran que el remo bajacaliforniano es el mejor: en la pasada Olimpiada Nacional 2015, el equipo de San Felipe conquistó una medalla en cada una de las 26 categorías; 22 fueron de oro.

“San Felipe tiene las condiciones climáticas ideales para el remo. La comunidad está acostumbrada a tratar con el océano. Un remero que entrena a nivel del mar será siempre mejor que uno que practique en la ciudad, porque las competencias internacionales se realizan a esa altura”, comparte Osuna.

Dice Castro que el entrenador de origen cubano José Manuel Loyola ha sido fundamental para el desarrollo de la disciplina. Se trata –agrega– de uno de los mejores especialistas de América Latina. Gracias a él, hoy el puerto cuenta con entrenadores locales que preparan a jóvenes de comunidades cercanas.

“Nuestros remeros son los mejores del país porque tienen la oportunidad de irse de intercambio a Canadá y Estados Unidos. Además, cada diciembre vienen ex campeones olímpicos de Seattle para entrenar con nosotros”, sostiene Osuna. Sin embargo, lamenta que la Federación Mexicana de Remo no se sume a este tipo de proyectos.

Castro asegura que los remeros no pagan para entrenar en el Centro de Alto Rendimiento. Todas las actividades –aclara– se realizan con el apoyo del presupuesto estatal. Prefiere dejar a un lado la inacción de la Federación y afirma que el objetivo es alistar a los atletas para las competencias internacionales.

Osuna es un poco más severo y sostiene que la Federación debería apoyar más con equipo, el cual, por cierto, es bastante caro. Un bote para ocho personas cuesta casi medio millón de pesos. La mayoría de las embarcaciones de San Felipe son de segundo uso, precisa Castro.

“Sólo tenemos 49 botes para 100 jóvenes. La Federación debería asumir la responsabilidad de adquirir equipo, sobre todo para aquellos atletas que nos representan a nivel mundial. Tienen que construirse más centros regionales en el país. Las autoridades ya vieron en Toronto que el remo mexicano va por buen camino. Sólo es cuestión de sentarse y planificar”, concluye Osuna.


ESTO CUESTA SER REMERO PROFESIONAL

Remos: 700-1,000 dólares
Bote individual: 7,000-9,000 dólares
Uniforme: 100 dólares

Gasto total: 7,800 dólares (136 mil pesos)

*El equipo se compra en Canadá, Alemania, Estados Unidos o Argentina