AFTEROFFICE
deportes

Ruta Klopp: pasado, presente y futuro…

El alemán tiene la oportunidad de regresar al Liverpool el brillo internacional que tuvo cuando él comenzó su carrera como director técnico, ante un Sevilla que ya lo eliminó en la Europa League.
Alain Arenas
17 mayo 2016 22:6 Última actualización 18 mayo 2016 5:0
Basilea será la ciudad en la que Klopp podría ganar su primer título internacional y en la que Liverpool sume otro título europeo. (Reuters)

Basilea será la ciudad en la que Klopp podría ganar su primer título internacional y en la que Liverpool sume otro título europeo. (Reuters)

Jürgen Klopp no tuvo tiempo de extrañar las canchas. El 25 de febrero de 2001 se retiró como futbolista con el Mainz 05, luego de perder 3-1 con el Greüther Furth. El nacido en Stuttgart tuvo ocho días para digerir la derrota, para aceptar que no volvería a jugar con sus compañeros y para cambiar su mentalidad, debido a que fue nombrado director técnico del equipo. Tuvo un debut triunfal en la Segunda Bundesliga desde el banquillo, al vencer 3-1 al Chemnitzer, lo que marcó el comienzo de una época dorada para el cuadro del suroeste de Alemania.

Mientras Klopp vivía su primera experiencia como entrenador, el Liverpool vivía otro glorioso capítulo en su historia. En mayo de ese año, los Reds derrotaron al Deportivo Alavés y ganaron su tercer y su último campeonato en la Europa League hasta ahora.

Para 2005, el idilio entre Klopp y el Mainz continuó. El entrenador ascendió al club a la Bundesliga tres campañas después de haberlo tomado y en la temporada 2005-06 lo llevó a diputar el primer encuentro de su historia en la Liga de Europa. Su debut en ésta también fue exitoso, gracias a que el conjunto alemán goleó 4-0 al MIKA Ashtarak de Armenia. Luego, acumuló cuatro partidos invicto (tres victorias y un empate), hasta que en la fase de eliminación directa se encontró con el Sevilla. El cuadro español le ganó (2-0, global), lo eliminó en su estadio y, posteriormente, los andaluces se coronarían por primera vez en Europa League.

Klopp se desligó del Mainz en junio de 2005 y se despidió como el técnico con más encuentros dirigidos (270). Un día después de decir adiós, se presentó en las instalaciones del Borussia Dortmund para convertirse en su entrenador. Su llegada a al BVB supuso también una oportunidad de revancha en la Europa League. Pero ésta terminó por esfumarse en Italia, cuando el Udinese eliminó (4-3, en penales) al cuadro de Klopp en primera ronda.

La justa continental se convirtió en un certamen lejano para el técnico alemán de 2011 al 2014, lapso en el que no la vivió. Mientras tanto, Liverpool y Sevilla se afianzaron en este certamen. Los ingleses participaron en dos veces y los españoles lo hicieron en tres ocasiones, incluyendo la campaña 2013-14, en la que vencieron (4-2, en penales) al Benfica y se coronaron por tercera ocasión en el torneo.

Mientras que el Sevilla no se conformaba y en mayo del año pasado festejaba su cuarto campeonato en la Europa League tras derrotar (4-2) al Dnipro, Klopp, un mes después, anunciaba su salida del Borussia Dortmund. Como en el Mainz, también se convirtió en el técnico que más encuentros dirigió al equipo (318). Pasaron cuatro meses para que volviera a entrenar, hasta que finalmente el Liverpool le hizo una oferta que terminó por aceptar y, con ello, su regreso a la Europa League quedó sellado.

La vigente temporada es en la que mejores resultados ha conseguido (seis victorias, siete empates y una derrota) y rompió la racha de 25 años de los Reds de no jugar una final de esta competencia. También tiene la oportunidad de eliminar por primera ocasión al Sevilla en un torneo continental. “De ellos sé lo que tengo que saber. Estamos preparados. Es un equipo fortísimo, que juega y defiende bien”, expresó su rival de hoy.

Basilea será la ciudad en la que Klopp podría ganar su primer título internacional y en la que Liverpool sume otro título europeo. También puede significar un tricampeonato consecutivo y el pentacampeonato para el Sevilla, algo que ningún club en la historia lo ha realizado.

“Es un equipo con un toque marcado de Klopp, con intensidad y que aplica presión alta. Si tengo que compararlo, en España lo veo parecido al Athletic, por su presión e intensidad”, dijo Unai Emery, técnico del Sevilla.