AFTEROFFICE
deportes

Puntos frágiles de 'Canelo' y Chávez Jr.

El pleito entre los mexicanos este sábado mantiene al mundo del boxeo en expectativa; aunque no es una pelea de campeonato, hay morbo y negocio.
Alain Arenas
03 mayo 2017 22:21 Última actualización 04 mayo 2017 5:0
(Especial)

(Especial)

ENGANCHARSE NO ES OPCIÓN PARA CANELO
Marco Barrera, excampeón del mundo, sostiene que Saúl Álvarez llega con todo a su favor para la pelea contra Julio César Chávez Jr. Según él, tiene mayor experiencia en grandes peleas, ha logrado una estabilidad de más de 10 años con su equipo de manejo y posee una mejor combinación de técnica y rapidez en sus golpes. Pero le nota una debilidad.

“Si se engancha en el intercambio de golpes puede ser peligroso. Al igual que él, Chávez Jr. también tiene potencia en los puños y podría causarle daño. Debe utilizar su velocidad en los contragolpes, variar sus combinaciones y desplazarse con pasos laterales para acortarle el ring a Julio, de modo que se limiten sus salidas”, destaca Barrera, quien sugiere a Álvarez que lleve todo a las distancias cortas para neutralizar el largo alcance de su rival.

CHÁVEZ JR. CONTRA LA COSTUMBRE
En contraparte detecta una mala costumbre en Julio César Chávez Jr: cuando recibe varias combinaciones de golpes, se enoja y se agacha para estar a la altura del contrincante.

“Esto provoca que la ventaja natural de tener brazos más largos que sus oponentes quede nulificada. Contra Álvarez también podría repetirlo porque es muy probable que reciba castigo. Debe apelar a su coraje para buscar la victoria, sofocar a Canelo con combinaciones y no dejar de lanzar golpes cuando le haga daño. También hacer caso a su esquina durante toda la contienda”, menciona.

El próximo miembro del Salón de la Fama explica que tuvo oportunidad de ver a Chávez en Las Vegas. Señala que le sorprendió el gran estado físico en el que se presentó; éste será, afirma, una ventaja con respecto a otros combates.

“La clave para que tenga una buena pelea es que no pierda el control de ésta mediante los golpes a media o larga distancia. Es el combate que le conviene”, finaliza.

IMÁN PARA BOXEADORES Y AFICIONADOS
Las peleas entre boxeadores mexicanos han sido espectaculares, según el peso ligero Juan Francisco Gallo Estrada, porque les gustan el intercambio de golpes, no huyen en el cuadrilátero y tampoco recurren a abrazarse para detener el castigo.

“Es una característica de los boxeadores mexicanos. Una pelea con base en intercambio de golpes es lo que nos gusta. Pero en ese tipo de combates también se da una mezcla de técnica y de buena defensa, eso es muy atractivo para los aficionados”, destaca el sonorense que ha disputado 27 peleas contra mexicanos.

“Es atractivas para los aficionados mexicanos y también para los estadounidenses. Disfrutan de este tipo de peleas porque hay intercambios de golpes y saben que se peleará limpio y que, de ser por voluntad de los boxeadores, no tirarán la toalla. Los boxeadores mexicanos son garantía de buen espectáculo”.

LOS DOS ROSTROS DE IGNACIO BERISTÁIN
Mauro Ayala, entrenador de Zulina La Loba Muñoz, describe a Ignacio Beristáin, entrenador de Julio César Chávez Jr. para el combate del 6 de mayo, como estricto e inflexible respecto a su plan de entrenamiento tanto en el gimnasio Romanza, como en la altura del Centro Otomí.

“Durante el combate sufre una transformación. Se convierte en un motivador y se encarga de elevar la moral de su boxeador. En las peleas de Juan Manuel Márquez le decía que debía de ganar por la gente mexicana, su pueblo. Sólo se centra en el aliento; la estrategia del combate la delega al resto de su equipo”, precisa.

Ayala añade que los tres meses de preparación que tuvo Chávez Jr. con Beristáin no serán suficientes para cambiar del todo los vicios del hijo del mejor kilo por kilo del boxeo mexicano. “Por más disciplina que le haya inculcado, no podrá cambiar todos sus defectos, como que no use el jab para mantener a distancia sus rivales”.

ESTRATEGIA Y CONSTANCIA, LA CLAVE DE LOS REYNOSO
José y Eddy Reynoso tienen 13 años de conocer a Canelo Álvarez. Lo entrenaron desde que era un adolescente y esa estabilidad representará, según Ayala, una ventaja más para el peleador jalisciense en el combate del sábado.

“Es un binomio que tanto en la fase de entrenamiento como en el momento de la pelea se dedican a respetar el plan de vuelo en el cuadrilátero. Son estratégicos, buscan las debilidades del rival y perfeccionar las fortalezas de Saúl para evitar que le causen daño”, señala.

Ayala menciona que en las peleas entre mexicanos, es común que se presente la desobediencia de los peleadores con sus esquinas y que esto provoque que se salgan de la ruta correcta.

“Si esto sucede, los Reynoso tienen más probabilidad de volver a meter a Canelo en el plan de pelea por el tiempo que tienen de conocerlo y por la cercanía que se ha generado. Beristáin, quien solo ha entrenado a Chávez Jr. tres meses, tiene menos posibilidades de controlarlo”, sentencia.

PERDER SERÍA GANAR PARA CHÁVEZ JR.
Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo, señaló que aunque Julio César Chávez Carrasco perdiera la pelea contra Saúl Álvarez en la Arena T-Mobile de Las Vegas, podría ser un trampolín para volver a impulsar su carrera.

“Una victoria, empate o incluso una derrota digna sería suficiente para que regresara a los primeros planos del peso medio. La pelea no solo es por orgullo, también porque se juega su futuro en el boxeo”, sostiene el directivo. “En cambio, una derrota contundente lo pondría lejos de las grandes peleas”.

El titular del CMB también explica que una victoria del Canelo Álvarez lo mantendría entre los mejores del mundo en la división de los medianos. “Se mantendría a la altura de Gennady Golovkin e incrementaría la expectativa de una pelea entre ambos, para saber quién es el mejor en ese peso”.