AFTEROFFICE
deportes

NFL desafía a Trump: 'no te metas con mi madre'

El presidente de EU desató una tormenta política cuando planteó que los propietarios de equipos de la NFL debían "echar a ese hijo de..." que se arrodillaba durante el himno nacional de Estados Unidos. Jugadores  criticaron duramente a Donald Trump.
Agencias
25 septiembre 2017 15:5 Última actualización 25 septiembre 2017 15:14
Protesta en la NFL. (AP)

Protesta en la NFL. (AP)

Donald Trump seguramente no se imaginó en lo que se metía cuando planteó que los propietarios de los equipos de futbol americano debían “echar a ese hijo de...” que se arrodillaba durante el himno nacional de Estados Unidos.

El comentario fue aplaudido por los asistentes a un acto del presidente en Huntsville, Alabama, pero caló hondo en el deporte más popular de Estados Unidos, en el que la mayoría de los jugadores son negros y muchos vienen de barrios pobres y peligrosos, donde fueron criados por madres solteras a las que veneran.

“Soy hijo de una reina”, declaró visiblemente emocionado el lineman defensivo de los Halcones Negros Grady Jarrett.

“No hay hijos de... en esta liga”, afirmó el técnico de los Leones de Detroit Jim Caldwell el domingo, cuando al menos 200 jugadores de la NFL se arrodillaron, se sentaron o rezaron durante el himno nacional, para protestar los comentarios de Trump. Tres equipos directamente esperaron a que hubiese terminado el himno para salir al terreno de juego.

1
  

  

Protesta en la NFL. (AP)

Aunque Trump no aludió a ningún jugador personalmente, era claro que aludía al afroamericano Colin Kaepernick, quien el año pasado siendo mariscal de los 49’s de San Francisco, protestó contra el racismo y el trato a los negros, arrodillándose durante la ceremonia del himno al inicio de los partidos.

El mandatario estadounidense insinuó que la NFL se estaba reblandeciendo por prohibir los golpes fuertes. Retiró la invitación a la Casa Blanca a los Warriors de Golden State, campeones de la NBA, luego de que Stephen Curry y otros jugadores dijesen que no estaban seguros de ir en desacuerdo con algunas actitudes de Donald Trump.

Jugadores, propietarios de equipos y comisionados pasados y presentes criticaron duramente a Trump por sus comentarios divisivos, pero las reacciones más airadas vinieron de jugadores que se sintieron ofendidos porque insultaron a sus madres.

“Esto es una tragedia, que tengamos que seguir teniendo estas discusiones”, declaró el quarterback novato de los Cafés de Cleveland DeShone Kizer tras la derrota 31-28 ante los Potros de Indianápolis. “Sé bien que no soy ningún hijo de... y pienso seguir haciendo todo lo que esté a mi alcance para promover la igualdad que necesita este país”.

1
  

  

Protesta en la NFL. (AP)

Después de proponer que los jugadores de la NFL que se pliegan a la protesta del himno sean despedidos, Trump dijo en un tuit el domingo que la liga debería obligar a todo el mundo pararse cuando se ejecuta el himno y que los aficionados deberían darle la espalda a todo el que no lo hace.

“Me asombra que, con todo lo que pasa en el mundo, eso sea lo que le preocupa. Eres el líder del mundo libre y te pones a hablar de esto”, comentó el safety de los Delfines de Miami Michael Thomas. “Como hombre, como padre, como afroamericano, como parte de la NFL y como uno de esos ‘hijos de...’, lo tomo como algo personal”.

La ofensiva presidencial contra los jugadores escaló el fin de semana en su cuenta de Twitter, donde convocó a un boicot nacional contra la NFL.

“Si los fanáticos se rehúsan a ir a los juegos hasta que los jugadores dejen de faltarle al respeto, el cambio ocurrirá rápido”, escribió Trump.

La estrategia de Trump resultó contraproducente detonó una ola inédita de rechazo dentro de los 28 equipos de la la NFL, incluidos los propietarios de equipos, seis de los cuales habían donado un millón de dólares cada uno a la campaña presidencial de Trump.

1
  

  

Protesta en la NFL. (AP)

Durante los juegos dominicales, tanto jugadores como dueños protagonizaron actos sin precedentes de unidad, algunos se enlazaron de brazos, hombro con hombro, y otros se arrodillaron, y tanto jugadores como entrenadores fustigaron a Trump por alentar la división nacional.

En el Congreso, legisladores criticaron a Trump por dedicarle 15 tuits al tema de la NFL en los últimos tres días y ninguno a Puerto Rico, a pesar de la devastación causada por el huracán María y que dejó a la isla inundada y sin electricidad.

Aunque Trump no aludió al factor racial, la mayoría de los jugadores de la NFL son afroamericanos, como lo son la abrumadora mayoría que protestaron.

A pesar de la evidencia del rechazo de la NFL y del apoyo aparente de apenas unos cuantos fans aislados, Trump destacó este lunes a quienes abuchearon a los jugadores durante los juegos del domingo.

“Mucha gente abucheó a los jugadores que se arrodillaron ayer (que fue un porcentaje menor del total). Esos son fans que demandan respeto para nuestra bandera”, escribió.

“Para mí, decirles hijos de... a unos jugadores es ofensivo y vergonzoso”, expresó el comisionado de la NFL Paul Tagliabue. “Los jugadores tienen derecho a expresarse. Y nosotros tenemos derecho a apoyarlos o no. Pero no tenemos derecho a callar a nadie”.