AFTEROFFICE
deportes

Necaxa le 'pega' a Pachuca; el clásico se definirá el domingo 

Con un gol del argentino Claudio Riaño en los minutos finales del partido, Necaxa venció 2-1 a Pachuca en el partido de ida por la eliminatoria de los cuartos de final; América-Chivas empataron a 1 y todo se resolverá en Jalisco.
Agencias
24 noviembre 2016 22:42 Última actualización 24 noviembre 2016 23:57
Necaxa accedió a la liguilla al quedar séptimo en la fase regular y necesita cualquier triunfo o empate en el duelo de vuelta. (Cuartoscuro)

Necaxa accedió a la liguilla al quedar séptimo en la fase regular y necesita cualquier triunfo o empate en el duelo de vuelta. (Cuartoscuro)

Necaxa sigue con buen futbol como a lo largo de la temporada y esta noche no fue la excepción, al ganar 2-1 a Pachuca en juego de “ida” de la etapa de cuartos de final de la Liga MX, en duelo realizado en el estadio Victoria de esta capital.

Por Necaxa anotó Luis Gallegos al minuto 32 y luego Claudio Riaño al 85; mientras que por Pachuca lo hizo Víctor Guzmán al 65.

Un juego intenso como se esperaba. Un Necaxa propositivo con un futbol que lo marcó desde el inicio de la temporada para demostrar por qué está entre los finalistas. Y esta noche hizo gala de su localía y entrega de sus jugadores para llevarse el triunfo.

Mientras que Pachuca se perdió en el primer tiempo y luego en la recta final del partido. Puso en Hirving Lozano y Franco Jara a sus hombres de peligro, pero fueron anulados por la zona baja local.

1
 

 

Futbol. (Cuartoscuro)

El cuadro hidrocálido, que en su regreso a la máxima división supo llevar un buen torneo para estar en la liguilla, tuvo un poco de trabajo para encontrar el ritmo del partido. El mediocampista Jesús Isijara comenzó con su estilo en busca de anotar.

Sin embargo, conforme avanzó el encuentro, el equipo de Luis Sosa niveló las acciones, encontró mejores avances tanto con Isijara como con Edson Puch, en busca de la meta de Óscar Pérez con empuje del hondureño Beckeles.

Necaxa hizo pesar su casa en el primer tiempo y un Pachuca que se perdió en el medio campo. Al 32 de acción, Luis Gallegos tuvo el balón a modo para sacar potente disparo desde fuera del área, el cual se “comió” el “Conejo” Pérez para el 1-0 a favor de los locales.

Con el gol, el partido se volvió más fuerte, entradas duras e innecesarias en el medio campo. Rayos se adueñó del balón y Pachuca trató de cerrar los primeros 45 minutos con peligro con las incorporaciones del “Burrito” Hernández.

Para el complemento, de nuevo el conjunto hidalguense tomó la iniciativa. Lozano de nuevo por la banda izquierda con centros a la meta de Barovero. Los primeros avisos en busca del empate en el marcador.

Para los Hidro-rayos ir con ventaja al estadio Hidalgo, era más que positivo para avanzar a la segunda etapa de la competición, pero una mínima ventaja no cumplía con sus expectativas, por eso adelantaron líneas. Al 59 Manuel Iturra tuvo una clara llegada pero el esférico salió por arriba de la meta.

Mientras que para Pachuca perder por 0-1 no significaba mucho, ya que en el Hidalgo y ante su afición, el panorama era más que halagüeño; sin embargo, irse con derrota de Aguascalientes no era el presupuesto.

Así que al 66, el mediocampista Víctor Guzmán encontró el antídoto y puso el marcador 1-1 tras su remate dentro del área.

En la recta final del partido y con la adversidad a su favor, Necaxa abrió filas y trató de hacer la segunda anotación. Al 78 generó un contragolpe con García hacia Puch, quien no conectó bien la bola.

Pero al 85 de tiempo corrido, el recién ingresado el delantero Claudio Riaño hizo el segundo gol luego que Puch “pisó” el balón dentro del área para el 2-1. Ya con ese marcador, Necaxa cerró sus líneas y Pachuca se desesperó. No tuvo tiempo para igualar el marcador.

EL CLÁSICO SE DEFINIRÁ EL DOMINGO

En la otra llave para definir al próximo semifinalista, América y Guadalajara dejaron todo para el domingo, luego de empatar este jueves 1-1 en el partido de “ida” de los cuartos de final del Torneo Apertura 2016 de la Liga MX, disputado en el Estadio Azteca, que no se llenó.

El brasileño William da Silva abrió el marcador para los de casa al minuto 24, pero Carlos Salcido, de penalti en el cuarto minuto de compensación al término del primer tiempo, logró la paridad que tiene abierta la serie para su definición en territorio tapatío.

La escuadra local dominó prácticamente todo el primer tiempo, con llegadas de peligro, la primera un remate de cabeza del defensa Pablo Aguilar que se fue apenas por arriba de la portería de Rodolfo Cota, al minuto 15.

En otra aproximación al arco tapatío, Cota chocó con Miguel Samudio, quien prácticamente noqueado abandonó la cancha y se pidió el cambio, aunque el paraguayo regresó instantes después para seguir en la batalla.

Con el dominio de las acciones, una pared entre William da Silva y el argentino Silvio Romero fue aprovechada por el brasileño, quien con un toque ligero bombeó el esférico para lograr el 1-0, lo que hizo vibrar a la afición.

El cántico de “Vamos América” retumbó en el estadio Azteca, que no se llenó por completo, lo que motivó a los locales, que sufrieron una sensible baja con su capitán Rubens Sambueza, aparentemente por molestia física, y su lugar fue ocupado por Osvaldo Martínez.

Da Silva lo intentó otra vez, primero con un disparo desviado, y luego tuvo otra clara de gol, pero su potente zurdazo fue directo a Cota, quien lo rechazó.

Las lesiones y el cambio del América obligaban a minutos de reposición al término de la primera parte y el árbitro Paul Delgadillo añadió cuatro, suficientes para el despertar del “Rebaño sagrado” y del ”Gullit” Peña, desaparecido en la primera parte.

Carlos Peña sacó disparo con derecha que se estrelló en el poste, pero después fue derribado dentro del área para que se decretara la pena máxima que cobró de manera acertada Carlos Salcido, en el último segundo del añadido, para irse al descanso igualados a un gol.

América inició bien el complemento con llegadas de Darwin Quintero, quien desaprovechó una, y de Romero, que mandó su disparo directo a las manos del meta rojiblanco.

Pulido respondió por Chivas y entre dos jugadores salió para sacar disparo que desvió Moisés Muñoz a una mano, y un minuto después, al 55, el “Gullit” entró solo pero no pudo conectar bien y el balón llegó a las manos del portero.

Mientras Cota estuvo a punto de hacer el oso de su vida, Miguel Samudio estuvo cerca de concretar un contragolpe, pero el esférico se fue apenas desviado. El “Bigotón” Ricardo La Volpe iba por todo y mandó a la cancha a Oribe Peralta y al ecuatoriano Michael Arroyo.