AFTEROFFICE
culturas

Muere la escritora Ida Rodríguez Prampolini

La escritora mexicana dedicó toda una vida a la promoción del arte. Su fructífera trayectoria quedó plasmada con la creación del Instituto Veracruzano de la Cultura, institución que dio a conocer este miércoles la muerte de la también promotora cultural.
Agencias
26 julio 2017 18:30 Última actualización 26 julio 2017 18:36
La promotora cultural recibirá un homenaje este viernes 4 de agosto en el Recinto Sede Ex Convento Betlehemita, en Veracruz. (Especial)

La promotora cultural recibirá un homenaje este viernes 4 de agosto en el Recinto Sede Ex Convento Betlehemita, en Veracruz. (Especial)

El Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec) dio a conocer este miércoles la muerte de la escritora, historiadora, investigadora, académica y promotora cultural Ida Rodríguez Prampolini, fundadora de dicha institución, así como del Consejo Veracruzano de Arte Popular.

En un comunicado, el Ivec lamentó el fallecimiento de Rodríguez Prampolini, “quien dedicó toda una vida a la promoción del arte”, y recordó que su legado también se plasma en 11 museos, dos escuelas de arte, 12 archivos municipales y 57 casas de Cultura en la entidad.

El Ivec adelantó que realizará un homenaje en su honor el próximo viernes 4 de agosto en el Recinto Sede Ex Convento Betlehemita, de la ciudad de Veracruz.

Hija del médico Carlos Rodríguez Mendoza, quien fuera director del hospital regional, e Ida Prampolini, de origen italiano y fundadora de la Cruz Roja local, nació en el puerto de Veracruz el 24 de septiembre de 1925, informó el Ivec.

Ingresó a la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde enseñaban personalidades de la talla de José Gaos, Edmundo O’Gorman y Justino Fernández.

Del último nació su amor por el arte, su tema de análisis predilecto, lo que se vio premiado e incrementado al recibir una beca para recorrer los grandes museos de Europa, de los que obtuvo la certeza de que el arte es el remedio de los males del mundo.

Con esa idea se integró a la docencia en México, y luego de jubilarse de la docencia en la UNAM, en 1987 fundó el Ivec, del que fue directora hasta 1993, instituto que despliega una amplia vida cultural, que incluye la edición de publicaciones, filosofía y folclor veracruzano.

Igualmente, continuó, creó el Consejo Veracruzano de Arte Popular, organismo que se dedica a promover las producciones textiles, alfareras y joyeras de las comunidades indígenas, dignificando el trabajo de talentos anónimos y elevar el término artesanía a arte.

En 1988 fue nombrada investigadora emérita de la UNAM y tres años después recibió el Premio Universidad Nacional. Fue miembro de número de la Academia Mexicana de la Historia, de la Academia de Artes y de la Union Académique Internationale (Bruselas, Bélgica).

Fue jurado en 1967 de la IX Bienal de Sao Paolo, Brasil, y en 1986 presidenta del jurado de la II Bienal de La Habana, Cuba.

Algunos de los libros que publicó son La crítica de arte en México en el siglo XIX, 1810- 1903 y El arte contemporáneo, esplendor y agonía, Pedro Friedeberg, Una década de crítica de arte, Herbert Bayer, un concepto total y Dadá. Documentos, en coautoría con Rita Eder.

Obtuvo el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Historia, Ciencias Sociales y Filosofía 2001.