AFTEROFFICE
deportes

Messi alcanza 500 goles con la playera del Barcelona

El astro argentino Lionel Messi marcó su gol 500 con el Barcelona, además de dar la asistencia para que Luis Suárez añadiera otro en la remontada del equipo azulgrana que venció este domingo 2-1 al Sevilla.
AP
06 noviembre 2016 16:31 Última actualización 06 noviembre 2016 16:43
Messi alcanzó al minuto 43 su medio millar de goles, además de una asistencia a Suárez para poner el 2-1 definitivo. (Reuters)

Messi alcanzó al minuto 43 su medio millar de goles, además de una asistencia a Suárez para poner el 2-1 definitivo. (Reuters)

BARCELONA.- Lionel Messi marcó su gol 500 con el Barcelona, y Luis Suárez añadió otro en la remontada del equipo azulgrana para vencer el domingo 2-1 al Sevilla, aunque el Real Madrid mantuvo su ventaja de dos puntos en la cima de la liga española tras vencer 3-0 al Leganés.

El Barsa acumula 25 tras un duro partido frente al Sevilla que dirige el argentino Jorge Sampaoli, y que se adelantó gracias a un tanto de Jorge Machín Vitolo a los 15 minutos.

Pero el argentino Messi alcanzó a los 43 su medio millar de goles —sumados entre partidos oficiales y amistosos-, y el uruguayo Suárez añadió a los 61 su octava diana del torneo apara afianzarse como máximo cañonero junto al astro argentino y romper la foja perfecta de local del Sevilla, que bajó al quinto lugar de la clasificación con los mismos 21 puntos que el Atlético de Madrid.

Les superó a ambos el Villarreal, vencedor 2-0 sobre el Betis con sendos golazos de larga distancia de Manu Trigueros (22) y Bruno Soriano (53). El Submarino Amarillo se repuso así de su derrota del jueves ante el Osmanlispor en la Liga Europa y ostenta 22 unidades en el campeonato, donde los béticos clasifican en el lugar 14 y cuestionan la continuidad del uruguayo Gustavo Poyet al timón.

El Sevilla-Barsa empezó a todo tren: en minuto y medio, los locales habían avisado con remates de los argentinos Luciano Vietto y Franco Vázquez, y los azulgranas contrarrestado con un arribo de Suárez.

Pero al equipo catalán la costaba deshacerse de la constante presión sevillista, y los de Sampaoli intensificaron su asedio con una volea de Sergio Ecudero, finalmente derribando el muro defendido por Marc-André ter Stegen en un eléctrico contragolpe originado en Pablo Sarabia y finiquitado por Vitolo con un agónico puntapié ante la salida del arquero.

Falló en la jugada Sergi Roberto, incapaz de interceptar la asistencia, y siguió evidenciando flaqueza la zaga visitante cuando Vietto le ganó un balón a su compatriota, Javier Mascherano, aunque lo cruzó en exceso.

Neymar y Suárez se enredaban en el área contraria, y Messi parecía contemplar más que activar. Pero el genio camuflado pensaba, y le bastó un instante para nivelar el choque, cuando lanzó a Neymar y acompañó su transición desde la retaguardia, esperando la descarga del brasileño para, delicioso toque mediante, acomodar la pelota junto a la base del poste.

Tampoco hubo tregua en el segundo tiempo, en que Sergio Rico sacó un remate de Messi tras dejada de lujo de Suárez, y el rosarino firmó una brillante jugada en que sorteó a cuatro rivales pero apuntó alto.

La mejora del Barsa encontró el premio del gol ganador materializado por Suárez tras apertura de Messi, siempre foco de atención de la zaga sevillista. El derechazo raso del charrúa se coló entre las piernas de Sergio Rico.