AFTEROFFICE
DEPORTES

Mercedes toma el lugar de Red Bull en la F1

El dominio de Mercedes en la Fórmula 1 de este año parece avasallante; sus pilotos estrella Lewis Hamilton y Nico Rosberg han superado al tetracampeón Sebastian Vettel, quien no ha podido adaptarse a las monoplazas de Red Bull.
Ma. del Refugio Melchor
08 mayo 2014 20:21 Última actualización 09 mayo 2014 5:0
El piloto Lewis Hamilton ganó el Grand Prix de China el pasado 20 de abril. (Reuters)

El piloto Lewis Hamilton ganó el Grand Prix de China el pasado 20 de abril. (Reuters)

En un suspiro se cumplió la quinta parte de la temporada de la Fórmula Uno y ya pasaron tres semanas desde que el británico Lewis Hamilton conquistó su tercer triunfo de la temporada en el Gran Premio de China para afianzar el dominio de la escudería Mercedes.

Pero este receso sirvió para que el resto de los equipos ajustara sus motores y se espera que a partir del Gran Premio de España, que se corre este domingo 11 de mayo, la competencia sea más pareja.

Por el momento, la superioridad de Mercedes resulta aplastante, arrasa en el campeonato de constructores con 154 puntos y tiene en la cima a sus dos pilotos: el alemán Nico Rosberg, primer lugar de la clasificación con 79 puntos, y Lewis Hamilton, segundo con 75.

El español Fernando Alonso, que espera ser profeta en su tierra y subir a lo más alto del podio como lo hizo el año pasado, ocupa el tercer casillero con 41 puntos; el alemán Nico Hulkenberg es cuarto con 36 y el tetracampeón mundial Sebastian Vettel es quinto con 33.

Una historia muy diferente a la de 2013, cuando Red Bull marcaba el paso con 109 puntos y Mercedes ocupaba la cuarta posición con 64 unidades, tras completarse las cuatro primeras carreras.

Ferrari y Red Bull esperan que los cambios realizados en su cuerpo de ingenieros tenga un efecto inmediato, quieren recuperar el paso ante la escudería alemana, con mejoras en su chasis, mayor aprovechamiento de combustible y varias novedades aerodinámicas.

En Red Bull quieren transmitir tranquilidad aunque sea difícil tras el recital que está dando Mercedes, que acumula cuatro victorias y cuatro poles en cuatro Grandes Premios, además de liderar absolutamente todos los giros.

Christian Horner, jefe del equipo Red Bull, piensa que su escudería es capaz de llegar a ese nivel. “Si vamos a creer en conseguir un campeonato, tenemos que llevar la lucha a ellos. Vamos a darlo todo, no podemos concederles mucho más terreno”.

En Mercedes están prevenidos ante una posible mejora de los austriacos, el tricampeón mundial Niki Lauda, que ahora es uno de sus directivos, no se fía. “Los Red Bull son famosos por volver y Adrian Newey está ahí. Él no estaba en Shanghai, así que me temo que enviará algo nuevo para Barcelona”.

Lauda dijo que no es válido criticar la hegemonía de Mercedes en la temporada 2014. “Es extremadamente injusto que ahora todo el mundo se queje porque las primeras carreras las ganó Mercedes. El año pasado Vettel aburrió a todo el mundo ganando nueve carreras seguidas y nadie dijo nada”.

Lo cierto es que los cambios al reglamento perjudicaron a Red Bull y comprometieron las posibilidades de que Sebastian Vettel pueda conquistar un quinto título mundial. El piloto alemán admitió a la publicación alemana Focus que no tiene el mismo nivel de confianza.
“Somos un deporte que es famoso por ser ruidoso y peligroso”, dijo el piloto de Red Bull. “Comparado a la temporada anterior, esta impresión ha disminuido mucho, corremos el riesgo de perder la esencia del deporte motor. Prefiero motores V10 o V12 con mil caballos de fuerza”.

“Prefiero manejar coches que sean tan rápidos como puedan ser, necesito sentir como si estuviese domando un dragón o una bestia. El coche no sabe lo que quiero en el frenado y en las curvas; no le tengo confianza”.

Es ahora o nunca, Red Bull y Ferrari tienen que acelerar a fondo para no dejar que Mercedes se les escape definitivamente.

Los cambios en los motores para la temporada 2014 rompieron con la hegemonía de Red Bull.