AFTEROFFICE
deportes

Memo Ochoa vuelve a jugar tras 10 meses de banca

Poco más de 10 meses tuvieron que pasar para que el aquero mexicano Guillermo Ochoa volviera a la actividad con su club Málaga, sin embargo, lo hizo con el pie izquierdo, pues su equipo perdió 2-1 ante Mirandés en Copa del Rey.
Agencias
03 diciembre 2015 17:58 Última actualización 03 diciembre 2015 18:19
El examericanista fue condenado a la banca en la Liga de España desde su llegada para la temporada 2014/2015. (Archivo)

El examericanista fue condenado a la banca en la Liga de España desde su llegada para la temporada 2014/2015. (Archivo)

Tras poco más de 10 meses, el aquero mexicano Guillermo Ochoa volvió a la actividad con el Málaga, aunque lo hizo con el pie izquierdo, pues los boquerones cayeron 2-1 ante Mirandés en Copa del Rey. El gol del club malagueño fue anotado por Roque Santa Cruz, recordado por su paso en el futbol mexicano con Cruz Azul de donde causó baja por sus continuas lesiones.

El duelo de ida por los dieciseisavos de final del torneo español, es el único donde el examericanista ha encontrado consuelo, pues en la Liga de España fue condenado a la banca desde su llegada para la temporada 2014/2015, en donde el Málaga se encuentra en zona de descenso.

La Copa parecía ser una buena opción para levantar cabeza, a costa de un equipo de media tabla que milita en la Segunda División de España.
No obstante, el sueño se les diluyó rápidamente cuando Álex García adelantó al cuadro local al minuto 34, con un zurdazo que venció a Ochoa.

En la parte complementaria, por fin los blanquiazules tuvieron motivos para sonreír, pues el paraguayo Santa Cruz, quien viene saliendo de una lesión en la rodilla, emparejó los cartones 1-1 al 52, con testarazo que entró pegado al poste derecho.

Después del empate, ambos se volvieron a enfrascar en un partido trabado, con varias faltas y uno que otro disparo aislado sin mayor relevancia, así que el técnico de casa, Carlos Terrazas, decidió hacer sus tres ajustes antes del minuto 60. La apuesta le rindió frutos, pues uno de sus cambios fue el ingreso del marfileño Junior Lago, quien al 68 mandó al fondo de las redes un centro de Marco Sangall.

Ya con el 2-1, el Mirandés se desenvolvió por completo y trató de aumentar su ventaja y en el último cuarto de hora bombardeó la cabaña de Ochoa Magaña, quien ganó un poco de confianza al atajar un envío de Daniel Provencio que pretendía colarse por el ángulo izquierdo.