AFTEROFFICE
buena vida

Los pros y contras del blanqueamiento dental

Es un procedimiento estético que debe aplicarse sólo por profesionales y cuyo primer paso es un diagnóstico de salud bucal, explica el doctor Agustín Zerón, especialista de la Clínica Becerra, quien cuenta con estudios de posgrado en Endoperiodontología.
Rosario Reyes
11 junio 2015 21:14 Última actualización 12 junio 2015 5:0
El blanqueamiento no es permanente y sólo el especialista puede definir en cada caso, cuándo hay que volver a aplicarlo. (Alejandro Meléndez)

El blanqueamiento no es permanente y sólo el especialista puede definir en cada caso, cuándo hay que volver a aplicarlo. (Alejandro Meléndez)

El blanqueamiento dental es un procedimiento estético que debe aplicarse sólo por profesionales y cuyo primer paso es un diagnóstico de salud bucal, explica el doctor Agustín Zerón, especialista de la Clínica Becerra, quien es egresado de la UNAM y cuenta con estudios de posgrado en Endoperiodontología.

“Los odontólogos tenemos codificados hasta dos tonos para aclarar y no son todos los dientes los que se pueden aclarar. Hay manchas intrínsecas y extrínsecas, dependiendo del diagnóstico que se haga, nosotros recomendamos la técnica, el procedimiento, el tiempo y la concentración de peróxido para el blanqueamiento.

Los dientes pueden tener cierto tipo de pigmentación intrínseca, que son manchas dentro de los dientes, donde no va a surgir ningún efecto el blanqueamiento por medio del peróxido, y las extrínsecas normalmente en los procedimientos cosméticos sí se llegan a aclarar, por eso es muy importante el diagnóstico”, comparte el especialista.

Las presentaciones comerciales de blanqueamiento son para uso profesional o uso en casa; las primeras son más rápidas y de mejores resultados; hay tratamientos que en una hora, logran uno o dos tonos más aclarados. En casa, los cambios se notan en un par de semanas.

A propósito de los beneficios, el doctor Zerón explica que no hay alguno de orden sistémico, “ningún diente va a ser más sano porque esté más blanco”, apunta, pero una persona se siente más segura al lograr una dentadura más agradable. Hay que tener cuidado, recomienda el experto, en que los tratamientos sean profesionales, pues un blanqueamiento mal manejado puede producir daños.

“Las personas deben saber que nueve de cada 10 que se hacen blanqueamiento quedan con sensibilidad dental. Hay pacientes que lo reciben y no estaba indicado porque los dientes tienen diferentes componentes anatómicos; normalmente muestran una estructura altamente mineralizada que nosotros llamamos esmalte dental, donde propiamente se hace el blanqueamiento. Cuando se aplica el blanqueamiento a personas que por razones diversas tienen migración de la encía, que deja expuestas zonas sensibles, provoca que tengan mucha más sensibilidad. En ellos no se recomienda porque puede incluso obligar a otros procedimientos para controlar la sensibilidad”, agrega el doctor.

El blanqueamiento no es permanente y sólo el especialista puede definir en cada caso, cuándo hay que volver a aplicarlo y en qué concentración. Las hay del tres al cinco por ciento de uso doméstico o, hasta un 40 por ciento para uso profesional. Este procedimiento se hace en alrededor de una hora y hay sistemas de blanqueamiento que incluyen una especie de lápiz para que puedan retocarse los dientes que lo necesiten. Sólo se aplica en adolescentes y adultos.

Para mantener el blanqueamiento es importante dejar de consumir bebidas con pigmentos, como refrescos o café, concluye el médico, quien reconoce que una dentadura blanca es bonita, “pero lo natural, no son dientes de piano, el estado estético tiene que tener cierto tipo de apreciaciones contextuales en cada persona”.

Más información
www.clinicabecerra.com y www.periodontologia.com.mx