AFTEROFFICE
buena vida

Lluvia: 'chic' aun bajo el agua

El clima en la ciudad es muy variado, ya que en un sólo día puede pasar de un calor intenso a lluvia. Pensando en el cuidado personal de las mujeres sin dejar de verse fashion, la diseñadora Emma Jorn creó una colección femenina y divertida de impermeables que se pueden usar con estilos diferentes.
Mariana Díaz
13 abril 2015 22:40 Última actualización 14 abril 2015 5:0
La ciudad que inspiró a la creativa fue Tokio, ya que es una urbe en donde el clima cambia constantemente. (Cortesía)

La ciudad que inspiró a la creativa fue Tokio, ya que es una urbe en donde el clima cambia constantemente. (Cortesía)

El clima en la ciudad es muy variado, ya que en un sólo día puede pasar de un calor intenso a lluvia. Si gusta de andar en bicicleta el fin de semana o para transportarse a la oficina y evitar el tráfico, los cambios de temperatura pueden ser su peor enemigo.

Pensando en el cuidado personal de las mujeres para protegerse del agua sin dejar de verse fashion, la diseñadora Emma Jorn creó una colección femenina y divertida de impermeables que se pueden usar con estilos diferentes.

El nombre de su marca es Takaokami, como el dios de la lluvia japonés, haciendo honor a su inspiración por completo, con un diseño nórdico clásico que se mezcla con la extravagancia oriental.

La ciudad que inspiró a la creativa fue Tokio, ya que es una urbe en donde el clima cambia constantemente y el uso de las bicicletas es más común para facilitar el transporte diario de los habitantes. Sombrero, chamarra, falda, poncho, Treien, vestido y un accesorio para la bicicleta, Biky, conforman la serie.

El sombrero está inspirado en la combinación de un paraguas con un gorro de pescador nórdico, pero sin dejar de lado el toque elegante. La chaqueta es cómoda, sencilla y práctica. La falda está hecha ligeramente más larga por la parte frontal para cubrir perfectamente bien la parte de las piernas.

Una de las prendas más peculiares es el Treien, por ser divertido y práctico, al ser un poncho corto para que tres personas lo ocupen mientras van caminando bajo la lluvia. Así ya no tendrá que estar amontonada bajo un paraguas cuando el mal clima la sorprenda, mientras camina con sus amigas.

El poncho largo, o burka, fue pensado para las mujeres musulmanas, pero la diseñadora lo adaptó para todas las damas en el mundo, ya que es muy flexible en su capucha y esto hace que tenga mayor movilidad para el cuello.

El vestido tiene detalles muy femeninos; por ejemplo, las mangas están hechas con volumen, se ajusta perfecto a la cintura, lo cual resalta la figura y hace que el cuerpo se vea más estilizado.

Por último, para que todo se encuentre completamente protegido, Takaokami cuenta con el Biky, una funda para que tus cosas no se mojen, la cual se adapta perfectamente a cualquier bicicleta.