AFTEROFFICE
BUENA VIDA

Llevar en una bolsa el glamour de las estrellas

La marca italiana Gherardini cumple 130 años de existencia y lo celebra en México con modelos únicos que transmiten lujo en cada uno de sus acabados. 
Rosario Reyes
25 junio 2015 20:26 Última actualización 26 junio 2015 5:0
Puedes encontrar los bolsos Gherardini en el Palacio de Hierro. (Cortesía)

Puedes encontrar los bolsos Gherardini en el Palacio de Hierro. (Cortesía)

Desde principios de 1900, la Via della Vigna Nuova, en Florencia, se convirtió en el punto de encuentro para personajes de la aristocracia italiana y la élite de Hollywood que buscaban artículos exclusivos que combinaban la destreza artesanal con la creatividad e innovación en el diseño de piezas únicas. Y es que fue ahí donde se localizaba la segunda boutique de Gherardini, firma que continúa con su legado en el mundo de la moda.

“Es una marca histórica, un orgullo porque es las más antigua de Italia, con una gran tradición de manufactura y detalle. Una marca de lujo que fabrica bolsos muy versátiles, muy contemporáneos, para los diferentes gustos de la mujer, para usar en eventos especiales, en la noche, en el día a día, modelos un poquito alocados; hay de todo”, explica el director de marketing, Lorenzo Braccialini.

Por ejemplo, durante la década de los 70 la compañía, que desde 2007 forma parte del Grupo Braccialini, presentó Ghe Softy, material resistente al agua, ultraligero, suave al tacto y flexible al momento de confección, el cual fusionaron con los otros para darle un acabado único a sus piezas.

1
  

     

Gherardini

México, país en el que se venden sus bolsas desde el año pasado en alianza exclusiva con El Palacio de Hierro, en un rango de entre 6 y 10 mil pesos, se une a la celebración de su 130 aniversario, por lo que una muestra de sus creaciones, incluyendo algunas piezas de su Archivo Histórico, que comenzó a integrarse en 1920, se presentó en la galería Another Gallery, donde se apreciaron modelos como los icónicos Dodicidodici y Bellona. Se exhiben, además, tres bolsas que reinterpretan el retrato de Lisa Gherardini, mejor conocida como la Mona Lisa, y una serie de bolsos que tienen impresa la imagen de otro bolso en un atractivo juego visual (edición conmemorativa por los 130 años), entre otros trabajos.

En una conversación previa a la apertura de la exhibición que permanecerá abierta todo el día de hoy, Lorenzo Braccialini comparte que la marca inició en 1885 produciendo estuches para distintas herramientas de trabajo. “Entonces no existían fábricas que hicieran bolsos, se llegaban a fabricar bajo pedido de las señoras de la alta sociedad, con los materiales que ellas elegían”.

Sus primeras creaciones se hicieron en piel, con aplicaciones de piedras preciosas y un meticuloso tejido artesanal. Eran bolsos pequeños para usarse sobre todo en la noche o en actividades sociales. Hasta principios de la década de 1960 se comenzaron a manufacturar bolsos más grandes para un uso cotidiano, cuando las mujeres se integraron más ampliamente al trabajo.

Tanto el modelo Dodicidodici, de 1959, como el Bellona, de 1967, con su actual versión más pequeña, llamada Bellina, son piezas clave de actual catálogo, integrado por 20 líneas. Predominan las combinaciones de tela y piel, en bolsos ligeros, de hermoso diseño y altamente funcionales.

1
  

    

Bolsas

El directivo adelanta que el siguiente verano se comenzarán a comercializar las piezas de su nueva línea masculina Mister Gherardini. “Es una pequeña colección de bolsos en softy negro versión mate, con acabados de piel, un estilo vintage”, cuenta de la colección que se presentó en el pasado Piti Uomo, el más importante evento de moda masculina en Europa.

En noviembre, la firma abrirá su primera tienda en Monterrey, ciudad por la que entró al mercado mexicano, y un corner shop en El Palacio de Hierro Polanco, una vez concluida su remodelación, donde se podrán apreciar y ordenar exclusivos modelos hasta ahora no vendidos en el país.